Eduard Mendiluce, hombre fuerte de la gestión de los activos de Blackstone.

Eduard Mendiluce, hombre fuerte de la gestión de los activos de Blackstone.

Empresas

Eduard Mendiluce, el gestor inmobiliario de Blackstone, ya manda en Aliseda

El fondo ha situado al exresponsable de Catalunya Caixa Inmobiliaria al frente de un centenar de empresas.

Eduard Mendiluce se ha convertido en uno de los hombres fuertes del fondo Blackstone en España. Igual que lo fue Ismael Clemente a principios de la presente década. Entonces, el gigante estadounidense dejaba en manos de Magic Real Estate -la consultora del actual consejero delegado de la socimi Merlin- el diseño de las primeras operaciones de compra.

A partir de aquí, la gestión de lo adquirido ha ido pasando a manos de Mendiluce, bajo la supervisión de Diego San José, responsable del negocio inmobiliario de Blackstone.

Y la impronta de Mendiluce ya se deja sentir en Aliseda tras su nombramiento como consejero delegado a finales de diciembre de 2017. Como lo hace en cerca de un centenar de empresas que el fondo ha constituido en España en los últimos años.

El largo brazo de Mendiluce llega a Aliseda

En esa fecha se cerraba el círculo, con la inscripción de los nuevos responsables en el Registro Mercantil, de la operación por la que la antigua filial inmobiliaria del Banco Popular pasaba a manos de Blackstone.

El Santander, dos meses después de quedarse con el Popular, vendía al fondo estadounidense el 51% de los activos tóxicos de la entidad que presidía Emilio Saracho -entre los que se incluía la gestora Aliseda-, por un importe de 5.100 millones de euros.

No ha sido la última compra de Blackstone en España. En lo va de 2018, ha comprado cuatro complejos logísticos a DIA, por 90 millones de euros, y también adquiría al Banco Sabadell la cadena hotelera Hi Partners por otros 630 millones.

Mendiluce salió airoso de Catalunya Caixa

Un sinfín de operaciones que, en la mayoría de los casos -sobre todo en lo que activos residenciales se refiere-, han acabado en manos del equipo de Mendiluce, cabeza visible de Anticipa. La gestora que Blackstone heredaba, en marzo de 2014, al quedarse, por 3.615 millones de euros, con un lote de 40.000 hipotecas problemáticas de Catalunya Caixa, una de las cajas nacionalizadas por el Estado.

Blackstone confiaba en Mendiluce a pies juntillas, por su experiencia acumulada en Caixa Holding y en la propia inmobiliaria de Catalunya Caixa (CXi), y lo ha seguido haciendo desde entonces. La presencia de Mendiluce en casi un centenar de empresas ligadas a Blackstone -como ha comprobado EL ESPAÑOL en el Registro Mercantil- vienen a corroborar esa confianza.

Las socimis, vehículo perfecto para ventas futuras 

Prácticamente una sociedad para cada una de las operaciones realizadas, ligadas en muchos casos a Anticipa, así como la constitución de varias socimis en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), a través de las que Blackstone empaqueta los activos en alquiler y los pone a cotizar.

La vía que, en el futuro, facilitará al fondo vender estas empresas con mayor facilidad, una vez que los retornos obtenidos sean suficientes o se aprecia un nuevo cambio de ciclo que aconseje la salida del sector inmobiliario español.

Además de Fidere, la socimi creada en 2015 para vehicular casi 2.700 pisos protegidos en alquiler, hace un año Blackstone también sumaba al MAB la socimi Albirana, gestionada por Mendiluce a través de Anticipa.

Una sociedad dominante de tres vehículos: Budmac Investments, que posee 3.039 activos en la provincia de Barcelona; Lambeo Investments, con 377 activos en la Comunidad de Madrid; y Treamen Investments, con 1.588 activos localizados en diferentes zonas de España. Además, Blackstone tiene registradas otras dos socimis, Pegarena y Tourmalet, que todavía no han iniciado su cotización.

Colaboración de Mendiluce con Enrique Used, nuevo gestor de Blackstone

En esa ardua tarea de gestión que se avecina, con los 30.000 millones en activos del Banco Popular que Blackstone ha adquirido, el fondo ha decidido contratar a Enrique Used, socio del negocio inmobiliario de la consultora PwC. Used se situará al frente de la nueva  sociedad que se constituya -en la que Blackstone tendrá el 51% y el Banco Santander el 49% restante-. Used tendrá la colaboración estrecha de Anticipa, el ‘servicer’ que dirige Mendiluce.

Mientras tanto, y hasta que se constituye esa sociedad, Aliseda -ya con Mendiluce como consejero delegado- ha empezado a adelgazar. El pasado 14 de febrero, el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) recogía una reducción de su capital, de casi 64 millones de euros, que persigue dejar en el Popular determinados activos de Aliseda que no fueron traspasados a Blackstone. Con la reducción, el capital de Aliseda quedaba en 3.780 millones.