Autopistas de peaje, permanentemente en el punto de mira

Autopistas de peaje, permanentemente en el punto de mira

Empresas INFRAESTRUCTURAS

Fomento adjudica a QBE los seguros de las autopistas rescatadas

Ferrovial confirma a la CNMV que está a la espera de que Fomento rescinda los contratos de sus concesiones.

El ministerio de Fomento está ultimando todos los detalles para asumir la gestión de las autopistas de peaje quebradas. Un proceso que comenzará, según el calendario, a mediados de este mes o primeros de marzo. El último paso ha sido la contratación de un seguro de daños materiales y responsabilidad civil para las distintas vías. 

Una licitación por importe de algo más de 1,1 millones de euros para las primeras autopistas que pasarán a sus manos. El procedimiento se ha hecho a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT) y que se ha adjudicado a la aseguradora QBE, según confirman a EL ESPAÑOL fuentes de la operación. 

Se trata de una compañía internacional cuya presencia en España data de 2007, y que el año pasado logró una prima bruta suscrita en los 16 países en los que opera en la Unión Europea de algo más de 4.000 millones de dólares. 

Las cifras

Será, por tanto, esta aseguradora la que se haga cargo de los contratos para las distintas autovías por algo más de un millón de euros. Hablamos del aseguramiento de todas las radiales de Madrid (R2, R3, R4 y R5), cuyo importe de adjudicación ha sido de 492.078 euros y de la Autopista Eje Aeropuerto, también en Madrid, por 145.680. 

Entre los lotes licitados están también la AP-36, por 133.051 euros; la autopista Cartagena-Vera, por 191.756 euros y la circunvalación de Alicante, que se adjudica en 125.085 euros.

Un contrato que se firma hasta el mes de diciembre de 2018, fecha en la que el ministerio de Fomento confía en haber vuelto a licitar y adjudicar las carreteras de peaje, según el proyecto que tiene en mente el ministro Íñigo de la Serna

Tan sólo faltaría la AP-41, que une Madrid con Toledo, y que se encuentra en una fase muy inicial del concurso de acreedores. De hecho, según explican fuentes de Fomento, esta autopista sería la última en incorporarse a SEITT y, por tanto, la última en volver a licitarse para entregarla, de nuevo, a manos privadas. 

Ferrovial confirma la resolución

Antes de que los nuevos seguros entren en vigor, el Estado tendrá que ser el titular de las autopistas. Y ya está dando los primeros pasos para hacerse con la titularidad de las autopistas. Según ha confirmado Ferrovial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las autopistas quebradas en las que está presente ya han recibido la notificación gubernamental para rescindir el contrato. En concreto, las radiales AP-36 y la R-4. 

Una respuesta que ha dado en una petición de información emitida por el organismo que lidera Sebastián Albella, y en el que confirma que tan sólo están a la espera de que los jueces resuelvan las alegaciones hechas por el administrador concursal para que se produzca el traspaso de titularidad. 

Así será la licitación

El Estado confía en obtener cerca de 1.000 millones de euros con la futura adjudicación, una cifra que no cubriría la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA). Se estima que ésta se situará en el entorno de los 2.000 millones, por lo que hablamos de un impacto contra las cuentas públicas de algo más de 1.000 millones de euros. 

A eso hay que sumarle la presión que están ejerciendo los fondos que se han hecho con las deudas de los bancos. Consideran que la RPA debe ser muy superior, cerca de 4.500 millones -por distintos conceptos- y que, por tanto, el Estado tendrá que negociar o ir a los Tribunales. 

Se trata de los fondos Taconic, Strategic Value Partnersy Attestor Capital, que están asesorados por Houlihan Lokey. Por el momento no parece que vaya a haber acuerdo entre ellos y el Gobierno.

De hecho, la semana pasada el propio De la Serna reconocía que "estamos fuera de plazo" para encontrar una solución negociada; sin embargo, se mostró partidario del acuerdo si los hedge funds presentaran "una oferta extremadamente atractiva".