cabify

cabify

Empresas Transportes

Cabify anuncia una ronda de 160 millones y la valoración llega a 1.400 millones

Acuden, entre otros, el fondo de inversión de la japonesa Rakuten y otros fondos como TheVentureCity o Endeavor Catalyst.

Cabify ha anunciado una ronda de financiación de 160 millones de dólares. Acuden Rakuten Capital, el fondo TheVentureCity (fundado, entre otras, por la primera empleada de Facebook en España), Endeavor Catalyst o el fondo de inversión de Rosauro Varó (Gat Inversiones)

La valoración de la compañía, según asegura esta en un comunicado, se coloca en 1.400 millones de dólares. “Estamos emocionados de recibir este nuevo grupo de inversionistas, así como de seguir fortaleciendo nuestra relación con Rakuten Capital”, comentó Juan de Antonio, CEO de Cabify.

“El rápido crecimiento y consolidación de Maxi Mobility demuestran el enorme potencial del grupo. Estamos encantados de seguir respaldándola”, comenta Oskar Mielczarek de la Miel, 'Managing Partner' de Rakuten.

¿A qué se dedicará el dinero? Principalmente, según confirma la empresa, a crecer en los mercados actuales (14 países). Por tanto, descartan una expansión internacional mayor en un mercado complejo, donde ha de competir con gigantes como Uber.

Los inversores

Según han confirmado varias fuentes con conocimiento de la operación, esta ronda se ha hecho en dos fases. En una primera, más pequeña, entraron varios pequeños inversores tanto en Latinoamérica como en España. En una segunda aterrizó Rakuten Capital, que se consolida como máximo accionista y sigue ganando poder en la compañía española.

¿Y el resto? Rosauro Varó (Gat Investments), empresario que vendió Pepephone a Másmóvil, ha entrado en la operación junto a TheVentureCity, fondo liderado por Laura González-Estéfani (primera empleada de Facebook en España) o Endeavor Catalyst, un fondo de 100 millones con sede en Estados Unidos.

La partida de ajedrez en el sector: "Habrá consolidación"

El dinero inyectado es inferior a la cantidad que se había barajado en un primer momento. Es llamativa la ausencia de grandes inversores de referencia del sector, más allá de Rakuten, en plena batalla global por el mercado del transporte alternativo con gigantes como Softbank, Tiger o el competidor chino Didi.

Para contextualizar, a principios de este mes Didi compró la brasileña 99 Taxis, donde invirtió 100 millones de dólares un año antes. En noviembre, Lyft, el competidor estadounidense de Uber, cerró una ronda de 1.500 millones de dólares, liderada por el fondo de capital riesgo de Google.

La inmensa mayoría de los inversores, entre los que destaca Rakuten, mueven sus fichas con la posibilidad de una consolidación en el sector. "El mapa son territorios donde estas empresas no compiten. Hay campo para la cooperación. Evidentemente, en Cabify han hecho sus adquisiciones como Careem o Lyft. Desde luego, sin dar datos específicos, sí que estamos viendo es que hay una tendencia hacia la consolidación", aseguraba Miel en una entrevista con EL ESPAÑOL.

Una ronda complicada

Este es el último gran cartucho para Cabify. Así lo vendió Bank of America, el banco inversor de la operación, durante los últimos meses. "La última gran oportunidad para invertir", aseguraron.

El cierre de la operación se ha alargado. Según confirmaron a EL ESPAÑOL varias fuentes con conocimiento de las conversaciones, uno de los inversores se cayó de las negociaciones lo que les obligó a reorganizar toda la ampliación.

En el 'club' de los 1.000 millones

Con esos 1.400 millones de dólares que señala la compañía española, se cuela en el 'club' de las 'startups' respaldadas por el capital riesgo con una valoración superior a los 1.000 millones. Hoy por hoy, según el estudio elaborado por el diario The Wall Street Journal, hay casi 90 compañías por debajo de la barrera fijada por la compañía española.

Se sitúa muy cerca de Blablacar ($1.500 millones) y por encima de otras como Transferwise ($1.100 millones), Deliveroo ($1.100 millones) o su 'homólogo' en el sudeste asiático Careem ($1.000 millones).