Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa EFE

Empresas RESULTADOS ENERO-SEPTIEMBRE

Abengoa logra beneficios de 4.733 millones tras su reestructuración financiera

Entre enero y septiembre, Abengoa alcanzó unas ventas de 1.100 millones de euros, un 5,5% más.

Abengoa registró un beneficio neto de 4.733 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, frente a las pérdidas de 5.413 millones de euros que se anotó un año antes.

Según ha informado este martes la CNMV, estas ganancias se producen principalmente al beneficio no recurrente recogido en la cuenta de resultados derivado de la reestructuración financiera.

Entre enero y septiembre, Abengoa alcanzó unas ventas de 1.100 millones de euros, una mejora del 5,5% en su facturación. El incremento de las ventas se produce por el aumento de la actividad de Ingeniería y Construcción en el desarrollo de proyectos EPC fundamentalmente en zonas de Sudamérica y Oriente Medio y la puesta en marcha de nuevos activos concesionales.

El Ebitda fue de 69 millones de euros

De esta manera, el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 69 millones de euros, frente al Ebitda negativo de 90 millones de euros de un año antes. Según la firma, la mejora en el Ebitda se ha visto afectada por ciertos atípicos como la venta del proyecto Norte III con impacto positivo de 66 millones de euros, provisiones de costes de construcción de proyectos por un total de 127 millones de euros y gastos de asesores relacionados con el proceso de reestructuración financiera por importe de 52 millones de euros.

Sin estos atípicos, el Ebitda se hubiera situado en 182 millones, frente a 78 millones en el mismo periodo de 2016.

Reestructuración financiera

Todas estas cifras excluyen el impacto de la actividad de bioenergía y de las concesiones de las líneas de transmisión de Brasil, que se presentan como resultados procedentes de operaciones discontinuadas.

El endeudamiento financiero bruto llegó a los 5.491 millones de euros, en línea con el nivel alcanzado el pasado junio tras la importante reducción de deuda consecuencia de la reestructuración financiera (12.258 millones de euros a cierre del ejercicio 2016).

De estos 5.491 millones de euros, 1.801 millones de euros corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta.