La pantalla  en la que el cliente escanea el código o introduce el número PIN.

La pantalla en la que el cliente escanea el código o introduce el número PIN.

Empresas Distribución

Así quiere revolucionar Zara la entrega de pedidos 'online'

Las grandes cadenas continúan lanzando novedades para mejorar la integración de tiendas físicas y 'online'.

Nerea San Esteban

Los grandes siguen avanzando en su estrategia para integrar las tiendas físicas y online y mejorar la experiencia de compra. Si el click and collect -recoger el pedido de web en el local- ya había supuesto una avance para facilitar la entrega cuanto antes, Zara no se conforma.

El buque insignia del grupo Inditex tiene medios para experimentar y no duda en hacerlo. Si en junio se lanzaba al envío inmediato de las compras online con la opción Same Day Madrid -algo que ofrecen Amazon y El Corte Inglés- ahora vuelve a revolucionar las entregas con la prueba piloto del almacén que ha instalado en casa, en uno de los Zara de A Coruña.

De momento, es un prototipo desarrollado por el Centro Tecnológico de Inditex para agilizar las gestión de las compras online de los clientes de Zara. Para utilizarlo, es necesario tener el código QR o el número PIN que se facilita con el ticket de compra. Pero, ¿cómo funciona?

Un almacén que 'mueve sus tripas' para funcionar como un buzón

El Punto de Entrega Online, como lo ha bautizado la marca, está instalado en el Zara de Marineda City (A Coruña), que ha aprovechado su última reforma para instalar el almacén. Se trata de una estructura que mantiene oculta de 8 metros de largo por 4 metros de alto y un fondo de 2,5 metros; oculta porque el cliente interactúa únicamente con una pantalla táctil.

Dentro, un sistema robotizado con casilleros dinámicos que se adaptan al tamaño de los diferentes paquetes, ya que el almacén puede guardar hasta 700 de forma simultánea.

Así, el cliente que haga la compra online y elija el Zara de Marineda como punto de recogida recibirá con su ticket de compra un código QR para escanear o un código PIN que puede introducir en la pantalla de la tienda. En ese momento, el sistema detecta la bandeja en que se ubica el paquete y lo transporta hasta la puerta de salida, como si fuera un buzón.

La clave sigue siendo la logística

"Es un paso muy interesante porque avanza en la integración omnicanal", apunta Jacinto Llorca, especialista en distribución, que insiste en que el verdadero reto está ahora "en cómo vamos a limar la logística para que el producto llegue en tiempo y forma como el cliente demanda".

En este sentido, y aunque el sistema que prueba Zara triunfe, habrá cadenas que "tendrán que conformarse con un click and collect tradicional", por la inversión que precisa -que Inditex no ha desvelado- como por el desarrollo logístico que requiere. "No veo a Primark haciendo esto, porque su estrategia es otra", indica el experto.

Aunque Zara no se ha fijado un tiempo concreto para la prueba y esperará a obtener el feedback suficiente, si funciona y lo quiere replicar a otras tiendas tendrá que adaptar en ellas el espacio. "Es un paso más hacia el consumidor, para adaptarse al hecho de que no estamos en casa cuando llega el repartidor", señala Llorca.

Los cambios en favor del cliente y para mejorar la fusión entre los canales online y offline son cada vez más, por eso los grandes se disputan la fórmula mágica. De momento, ensayos y pruebas.