España podría recibir un total de 56,7 millones de visitantes entre enero y agosto.

España podría recibir un total de 56,7 millones de visitantes entre enero y agosto. EFE

Empresas

Las hoteleras se frotan las manos de cara al verano: esperan mayores precios y más noches

Reclaman una regulación "más estricta" de las plataformas 'online' y las viviendas de uso turístico ante la afluencia masiva de turistas.

Noticias relacionadas

Los hoteleros se frotan las manos ante los "muy positivos" resultados que se esperan de esta temporada de verano. El sector espera una mejora en la rentabilidad, en el precio medio y en el número de noches que pasen sus huéspedes, con un aumento significativo en la duración y frecuencia de los viajes que realizan los españoles. 

El turismo nacional ha impulsado las reservas para agosto entre un 6% y 7%, según las previsiones recogidas por el Observatorio de la Industria Hotelera que han elaborado la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y PwC, que eleva la cifra hasta un 10% en el caso de algunas zonas del norte del país

Si se cumplen las previsiones de reservas y 'slots', España podría recibir un total de 56,7 millones de visitantes extranjeros entre enero y agosto, lo que supone un 8,8% más que el pasado año. "Nuestro país podría llegar a los 80 millones de visitantes al finalizar el año", aseguró el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas, quien anticipó un nuevo "verano récord". Sin embargo, pese al buen panorama, muestran su preocupación por el efecto que pueden tener las viviendas de uso turístico contratadas en plataformas online y reclaman una regulación "más estricta".

Más diversificación

El 50% de los visitantes hasta mayo procedían de Gran Bretaña, Alemania e Italia. Además de enero a mayo, el 65% del gasto total se ha producido en tres comunidades: Canarias, Andalucía y Cataluña.

Por ello, los hoteleros consideran "imprescindible" continuar con la diversificación hacia otros productos de gran potencial teniendo en cuenta que otros países competidores como Grecia o Croacia se están recuperando, incluso Turquía y Bulgaria con precios medios a la baja. "Volvemos a tener competidores importantes", alertan desde la patronal, que asegura que se tiene que buscar un nuevo cliente más cosmopolita con más poder adquisitivo.

"Ha llegado el momento de que la noticia positiva no sea el aumento del número de viajeros en temporada alta, sino la extensión de la misma y el efecto sobre la estacionalidad, problema estructural del turismo español", justificó Molas.

Francia, Alemania e Inglaterra, los principales mercados 

El Índice OHE hotelero se sitúa en los 82,44 puntos para la temporada de verano, lo que supone un aumento de tres puntos con respecto al mismo periodo de 2016. Las expectativas de los principales subíndices analizados reflejan expectativas muy positivas para el sector destacando rentabilidad y precio medio. Los hoteleros no esperan variaciones importantes en la estancia media y el esfuerzo promocional.

Las predicciones apuntan a que el número de viajeros nacionales aumentará así como la llegada de turistas procedentes de Francia, Alemania, Inglaterra y Países nórdicos por ese orden. En este punto, Molas indicó que de momento las reservas británicas no se han visto afectadas por el efecto del 'Brexit'.

Por su parte, el secretario general de la patronal hotelera, Ramón Estalella, indicó en la presentación que la consolidación del turismo extranjero es una buena noticia, "pero lo realmente destacable es el aumento de la duración y la frecuencia de los viajes de los españoles, que repercute muy positivamente en aquellos destinos que más han sufrido la crisis desde 2009".

Aumento en los precios y pernoctaciones

El índice de pernoctaciones se sitúa en 84,09 puntos, lo que refleja el optimismo, con expectativas de superar las cifras del año anterior. Las predicciones apuntan a un aumento tanto del número de viajeros nacionales como extranjeros con respecto al año anterior, destacando los franceses y alemanes sobre el resto de vecinos europeos.

El optimismo de los hoteleros sobre la evolución de la oferta de plazas aumenta con respecto a las temporadas anteriores. Más de la mitad de los encuestados espera que la oferta aumente fundamentalmente en Andalucía, País Vasco, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Canarias.

El informe muestra además que para la temporada de verano se espera estabilidad en la duración de la estancia media. Destaca Tenerife por ser la única provincia en la que se espera una reducción de la estancia media para esta temporada de verano.

Los hoteleros insisten en que España es un país seguro y que ésta es una de las mayores ventajas de nuestro país a nivel turístico. "Hay muchas camas vacías, hay que comprar cuanto antes. Vacaciones en España", zanjó Molas.

Mejora de la rentabilidad

Por otro lado, el índice de precio medio continúa en valores positivos para esta temporada, situándose en valores optimistas. Casi el 80% de los encuestados espera un aumento del precio medio de la habitación. 

Con todo ello las expectativas del aumento del precio medio junto con el incremento del numero de pernoctaciones favorecen la rentabilidad de los establecimientos hoteleros este verano. No obstante, estos se verán afectados por un empeoramiento aunque en menor medida de los costes.

Los hoteleros cifran entre un 2% y un 3% el incremento de costes salariales y de entre el 5% y el 6% de los costes energéticos. A pesar de estas perspectivas favorables, desde PWC se alerta de ciertos riesgos para el sector turístico. Entre estos destacan la afluencia masiva de turistas, "sobre todo provenientes de viviendas de uso turístico contratadas por plataformas 'online', que se debería regular "más estrictamente", controlar los temas de seguridad "cada vez más valorados por los turistas", así como la necesidad de tener más apoyo institucional "para poner en valor la relevancia de la industria del turismo en España".