Juan Luis Cebrián durante su última entrevista en en programa Salvados de La Sexta.

Juan Luis Cebrián durante su última entrevista en en programa Salvados de La Sexta. ATRESMEDIA

Empresas MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Cebrián busca blindarse en un nuevo consejo de alto voltaje en Prisa

El presidente ejecutivo de la editora de 'El País' propondrá cambios que aseguren su continuidad al frente de la compañía. 

Noticias relacionadas

Juan Luis Cebrián se enfrentará hoy a un nuevo consejo de administración de alto voltaje. El presidente ejecutivo de Prisa se verá las caras con sus detractores tres meses después del encuentro en el que algunos miembros del accionariado cuestionaron su autoridad y comenzaron una rebelión para apartarle de la compañía.

No obstante, en esta oportunidad Cebrián espera dar un golpe sobre la mesa que asegure su continuidad en Prisa, al menos en los términos que está estipulado en su contrato en vigor.

Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL indican que el primer directivo de Prisa propondrá importantes cambios en las comisiones del propio consejo de administración, moviendo piezas que le permitan actuar con mayor libertad y contentar a quienes le critican, en especial el accionista mayoritario Amber Capital.

El consejo debe decidir las propuestas de Cebrián

El Confidencial indicaba ayer que Cebrián ofrecerá al consejo la sustitución del consejero delegado, cambiando a José Luis Sainz por Manuel Mirat, actual consejero delegado de Prisa Noticias y hombre de confianza del presidente ejecutivo.

Pero esta no sería la única modificación. El fundador de El País prepara cambios en todos los ámbitos, incluyendo la operativa del propio consejo, actualmente con 17 miembros. En estos momentos el consejo cuenta con cuatro comités -Auditoría, Gobierno Corporativo, Nombramientos y Retribuciones y Transformación Tecnológica- y una comisión delegada.

La gran pregunta es saber si Cebrián cuenta con el apoyo suficiente para llevar a cabo este cambio de rumbo y si sus accionistas apoyarán la llegada de un nuevo consejero delegado. Fuentes consultadas por este periódico indican que Cebrián confía en contar con el quorum suficiente, aunque hasta que no se pronuncien oficialmente los miembros de este organismo no se puede dar ninguna batalla por ganada.

Desde enero Prisa se ha hundido un 42% en bolsa 

Si Cebrián logra que sus propuestas salgan adelante podría asegurarse su continuidad. Las críticas del sector rebelde liderados por Amber Capital también apuntaron en febrero a la figura de José Luis Sainz, el actual consejero delegado, a quien se le culpa del hundimiento de la empresa en bolsa -un 42% desde comienzos de año-, de los problemas para vender Santillana y de la pérdida de valor para los accionistas.

La jugada de Cebrián pasa por ofrecer un equipo renovado, pero con él como columna vertebradora. El presidente ejecutivo tiene contrato en vigor hasta 2018 con funciones ejecutivas y hasta 2020 como presidente con representación institucional. Según ha manifestado en diversos foros su interés es cumplir su contrato y asegurar el futuro de Prisa, libre del lastre de la deuda que en estos momentos llega a los 1.481 millones de euros. 

Los mayores accionistas de Prisa en estos momentos son Amper Capital (19,2%), los hermanos Polanco con un 17,5%, Telefónica con 13%,el empresario qatarí Ghanim Al Hodaifi Al Kuwari (10%), el banco HSBC (9,5%), el mexicano Roberto Alcántara (9,2%), Banco Santander (4,2%) y Caixabank (3,8%).

Prisa debe pagar 956 millones de euros en 2018 

En el consejo que se celebrará hoy también se abordará el tema de la venta de Santillana que recibió ofertas vinculantes a comienzos de este mes. En este punto no hay demasiadas novedades ya que los interesados, los fondos Rhone Capital, Carlyle y Pai Partners, mantienen las ofertas a la baja en la órbita de los 1.200 millones y por debajo las pretensiones del equipo gestor de Prisa. El proceso está paralizado a la espera de que mejoren las condiciones, pero será el consejo el que tenga la última palabra.

Las urgencias de Cebrián incluyen el pago de 956 millones de euros antes de diciembre de 2018, el tramo 2 de la deuda de Prisa que corresponde al 64% de sus obligaciones totales.

Prisa logró beneficios de 21,9 millones en el primer trimestre, después de perder 67,9 millones de euros el año pasado. Santillana impulsó los resultados con un crecimiento del 56% en su EBIT, mientras que Prensa y Radio presentaron caídas de ingresos y pérdidas operativas.