El CEO de Másmóvil, Meinrad Spenger.

El CEO de Másmóvil, Meinrad Spenger. EFE/Fernando Alvarado

Empresas

MásMóvil competirá también en televisión de la mano de Huawei

El cuarto operador lanzará este verano un producto neutro de TV de pago de la mano del gigante chino.

Miguel Ángel Uriondo

MásMóvil, el cuarto operador, tiene una desventaja notable con respecto al resto de sus rivales. Aunque es capaz de ofrecer servicios convergentes fijo-móvil, no tiene un producto con televisión incorporada como Movistar, Vodafone, Orange o Euskaltel.

Eso les condena a ofrecer una oferta de bajo coste y no optar a los clientes que más dinero gastan. Todos los datos del sector dejan claro que un cliente que tiene todos los servicios con un único proveedor son menos propensos a cambiar de compañía y el primer ejecutivo del grupo, Meinrad Spenger, ha repetido en innumerables ocasiones su interés en ofrecer televisión. Pero había dudas sobre cómo lo podría llevar a cabo.

Pues bien, el operador amarillo ha encontrado una solución, tal y como ha podido averiguar EL ESPAÑOL tras consultar con dos fuentes próximas a la operación. Y es una alternativa arriesgada pero imaginativa.

MásMóvil va a ofrecer un servicio neutro de televisión con contenidos de grandes proveedores como Netflix, HBO, Amazon o Sky, entre otros, en una 'caja' que entregará a sus abonados. Un servicio que llevará a cabo de la mano de Huawei, compañía que no se limitará a ofrecer el servicio, sino que será su socio comercial en la explotación del mismo.

Un proyecto en evolución

El acuerdo con MásMóvil tiene todavía muchos flecos que resolver, y ambas partes están trabajando con diferentes proveedores de contenidos para asegurarse de no dejar fuera del dispositivo a ninguno de nuevos agentes representativos en el mercado español. 

Uno de ellos es Sky, la empresa de contenidos de cuya entrada en España ya adelantamos y que, según precisó Expansión, entrará en nuestro país a partir del mes de septiembre.

El cuarto operador por número de clientes e ingresos (no así en rentabilidad, y menos después del anuncio de la compra de Telecable por Euskaltel) cree necesitar un servicio diferencial que aporte valor, y más teniendo en cuenta que Movistar y Vodafone van a empezar a atacar a su público objetivo con Tuenti y Lowi, respectivamente.

Aunque la compañía no ha aceptado hacer declaraciones oficiales, Huawei ha aceptado entrar en el juego porque la idea de ser un socio comercial de un operador en una aventura de estas características tiene muchas ventajas, especialmente si el sistema puede ser considerado como un piloto susceptible de ser comercializado más adelante en otros países, bien pequeños operadores en España bien en otros territorios.

El dispositivo que utilizarán parece ser una caja con deco TDT y sistema operativo Android que pueda tanto integrar las aplicaciones nativas de todos los proveedores como hacer cosas como ver contenidos de los últimos 7 días o hacer grabaciones de lo que se emita en los canales lineales.

De forma similar a lo que hace Vodafone con su servicio de televisión, el producto de MásMóvil y Huawei tendrá la posibilidad de buscar en los contenidos de aquellos proveedores que quieran integrarse con ellos y llevar contenidos a su red de entrega de contenidos, incorporada en el proyecto.

El reto del fútbol

En fútbol, por ejemplo, han negociado para la incorporación de beIN Sports, que ofrece la Champions y varios partidos de La Liga. Aunque también podrían contar con el servicio de OpenSport para dar El Partidazo de Movistar, no está clara la situación de la empresa del polémico Ildefonso de Miguel, investigado en la Operación Lezo.

Tampoco está claro que el resto de los operadores estén dispuestos a permitir a Mediapro que meta en el dispositivo de un rival un servicio de estas características, y al menos un operador confirmó a este periódico que si beIN Sports entra en la caja de MásMóvil reclamarán de todas las formas posibles. Todos están dispuestos a dejar entrar a MásMóvil, pero sólo si paga su parte en la fiesta del fútbol. Algo para lo que no parezca que tenga, por ahora, dinero suficiente.