Redacción del diario 'El País' en una imagen de archivo

Redacción del diario 'El País' en una imagen de archivo

Empresas

'El País' lidera la caída publicitaria de la prensa en papel en el primer trimestre

El diario de Prisa pierde un 20% de sus ingresos por publicidad entre enero y marzo y confirma la caída generalizada del sector. Los ingresos digitales crecen, pero de forma insuficiente.

Noticias relacionadas

Los diarios impresos han vuelto a perder ingresos publicitarios en el primer trimestre del año, según los datos oficiales de las propias cabeceras a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Las cifras confirman la caída generalizada del sector, pero en magnitudes algo inferiores que las reportadas a Infoadex -el medidor de referencia publicitario-, conocidas hace dos semanas. Los ingresos digitales de los diarios de papel siguen creciendo a buen ritmo, aunque en porcentajes todavía insuficientes para compensar la caída del papel.

Los datos de los propios diarios indican que el total de sus ediciones en papel caen un 5% entre enero y marzo de este año, un cifra que refleja muchos matices. Los diarios regionales y locales han experimentado descensos menos acusados en la inversión publicitaria y cercanos al 2%, frente a la caída más pronunciada de los diarios editados en Madrid -que caen un 7%-, periódicos que además tienen mayor difusión y mayor peso en la tarta publicitaria.

El dato contrasta con el reportado hace dos semanas por Infoadex, que indicó que los diarios habían caído 7,4% hasta facturar en tres meses 109,7 millones de euros. La diferencia radica en que el medidor utiliza cifras estimadas del mercado y no siempre utiliza los medios de comunicación como fuente directa. Por el contrario, los datos internos reflejan la estimación oficial de las cabeceras. Infoadex además incluye en este dato solo a ediciones impresas, mientras que los ingresos digitales se suman a los de todo el mercado.

Las cifras internas de la cabeceras sí que incluyen la división entre papel y digital. Los datos trimestrales reflejan que, mientras las ediciones impresas caen un 5%, sus ediciones digitales crecen un 12%. El problema es que si nos remitimos a los datos de facturación de marzo, vemos que el peso digital sigue siendo insuficiente para compensar la caída de las ediciones impresas. El 69% de todos los ingresos por publicidad siguen siendo de papel y solo el 31% vía digital. Esto a pesar de que las audiencias de los portales superan en varios millones a las de sus ediciones impresas.

El País, ABC y El Mundo siguen perdiendo ingresos

Por cabecera, los datos confirman el mal comienzo de año de El País, el de mayor difusión de los generalistas y el que más factura. El diario de Prisa redujo en un 20% sus ingresos publicitarios en papel, a pesar de que en marzo su caída fue solamente del 2%. Recordemos que durante enero y febrero el diario de Prisa experimentó un desplome cercano al 30%. Sus ingresos digitales crecieron hasta el 8%, un dato que representa el menor crecimiento de los cuatro grandes diarios editados en Madrid. Para entender las diferencia entre las facturaciones en papel y digital, vemos que en marzo El País facturó unos 3,7 millones por el papel y 2,6 millones por su edición digital.

El diario ABC es el segundo que más cae por volumen en el trimestre con un 12% en su edición en papel, aunque crece un 13% en digital. El Mundo cayó un 6,5% en papel y mejoró un 13% en digital, mientras que La Razón perdió un 5,9% de ingresos publicitarios en papel y ganó un 67% en digital.

De los diarios editados en Barcelona, La Vanguardia redujo sus ingresos publicitarios en su edición en papel un 6% que contrasta con el alza del 41% en digital. El Periódico mejoró en un 6,4% sus cifras publicitarias de su edición impresa que se suma a un crecimiento del 37% en sus ingresos digitales.

En términos generales los datos del primer trimestre no son positivos para la prensa. Representan un descenso de las expectativas generadas a finales de 2016 cuando el crecimiento de la publicidad de los diarios llegó al 2% (papel más digital) durante el año pasado. Los datos hechos públicos por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) a finales de diciembre indicaron que por publicidad el sector facturó 661 millones de euros, de los cuales el 24% eran ingresos digitales. Una cifra que, sin embargo, sigue siendo pequeña en comparación con los ingresos totales de los diarios.

Para comprender la verdadera magnitud de la crisis de ingresos de la prensa debemos remitirnos a los datos de la propia AEDE del año 2007, cuando se marcó el récord de ingresos de la prensa. Ese año los más de 70 diarios agrupados en esta patronal facturaron 1.300 millones de euros y la publicidad ingresó 1.461 millones. Una década después, la facturación total apenas llega a 1.313 millones de euros. La venta de ejemplares ha caído a la mitad y la publicidad casi un 55%.