Garbiñe Muguruza no estará en el Mutua Madrid Open. Este jueves iniciaba su andadura en el torneo madrileño ante la estadounidense Sloane Stephens, pero no ha superado unas molestias físicas que arrastraba en la previa del torneo y se ha visto obligada a renunciar a participar. La española partía como la principal baza local para el triunfo final, pero estos problemas le impedirán acabar con el gafe que tiene con la cita que se celebra en la capital de España en estas dos semanas.

Noticias relacionadas

"Esta es la peor de las noticias y la decisión más dolorosa que cualquier jugador ha de tomar. Hemos estado trabajando duro para recuperarme y poder llegar bien al torneo, he venido una semana antes para adaptarme porque tenía muchas ganas de hacerlo bien este año en Madrid, en mi casa y ante mi público. Pero las molestias han vuelto y en la última resonancia se ha confirmado que no me he recuperado 100% para competir y la recomendación médica es parar", explica la tenista española.

La tenista vasca ya se tuvo que retirar del torneo de Charleston por unos problemas en la pierna izquierda, lesión muscular que ha vuelto a aparecer en las últimas horas y una resonancia ha confirmado que no está al cien por cien. Los médicos le han aconsejado que lo mejor para no ver peligrar el resto de la temporada era no jugar el torneo, decisión por la que se ha decantado finalmente. Danka Kovinic, montenegrina que jugaba la previa, ha sido la seleccionada para reemplazarla.

El mal fario de Muguruza en este torneo le ha impedido pasar siempre de los octavos de final, pero es que en esta ocasión no tendrá ni la ocasión de intentarlo. El torneo WTA se queda con Paula Badosa y Sara Sorribes como únicas representantes españolas que tratarán de defender el orgullo nacional. Por su parte, la ganadora de Roland Garros 2016 buscará volver a triunfar en la arcilla parisina y centrará su recuperación en llegar al cien por cien a este torneo.

Ilusionada

La española se había mostrado muy ilusionada por esta edición en la previa del torneo. "Me siento bien pero a la vez estoy nerviosa porque quiero hacerlo bien aquí y por eso intento no tener muchas expectativas", concretaba una Muguruza que reconocía un exceso de "presión" cuando llega a Madrid. "Es un combinación de cosas, las expectativas que me pongo yo de hacerlo muy bien y que mi juego no acaba de encajar en Madrid", argumentaba la tenista. No cabe duda de que la española volverá en futuras ediciones para intentar triunfar de una vez por todas en la tierra batida madrileña. 

[Más información: Garbiñe Muguruza explica la presión que siente en Madrid: "Mi juego no acaba de encajar"]