La española Garbiñe Muguruza se mostró satisfecha de haber superado la primera ronda de Roland Garros ante una rival correosa, la eslovena Tamara Zidansek, que le puso al límite, pero la ganadora de 2016 aseguró que se siente "más preparada para la guerra".

Noticias relacionadas

"Mi predisposición a los tres sets y a querer la guerra sin respeto es mayor. Antes los momentos importantes no iban de mi lado por falta de confianza, o respeto, o nerviosismo, ahora estoy más rodada. Este año he jugado partidos duros a tres sets, lo que ayuda a que en momentos de igualdad ya sepa qué se siente", indicó.

"Hoy he notado que estaba preparada para jugar tres sets, cuatro, los que hicieran falta", afirmó tras imponerse por 7-5, 4-6 y 8-6 en algo más de 3 horas de partido. Muguruza aseguró que se le sumó "la tensión de un Grand Slam, un primer partido, una jugadora desconocida y su altísimo nivel durante tres horas".

Muguruza, durante la primera ronda de Roland Garros EFE

"Estoy contenta por haber ganado, tengo que mejorar algunas cosas, ponerme en control antes, pero las primeras rondas son difíciles, no sabes cómo va a salir", señaló. Muguruza también se refirió a las condiciones particulares en las que se está jugando el torneo.

"No son condiciones fáciles, estamos acostumbrados a algo diferente, las bolas, la pista, la temperatura, jugar con luces,... es un Roland Garros muy diferente", dijo la tenista, que consideró que lo peor es la baja temperatura.

Dificultad en Roland Garros

Rafa Nadal también aludió tras su victoria a las condiciones desfavorables: "Las condiciones no me favorecen, pero eso no me quita ni un ápice de ilusión y motivación. Hoy he hecho un partido correcto, no me imaginaba que iba a jugar mal, ha salido como pensaba".

Nadal, al saque durante el partido ante Gerasimov. Gonzalo Fuentes Reuters

"Si no juego profundo es mi error, no es por las bolas, soy yo quien me tengo que adaptar a las bolas. No es una bola muy rápida y si le añadimos un clima húmedo y frío, es más difícil generarle efectos. Pero no voy a poner la excusa de las bolas, tengo que adaptarme a lo que hay. Hay que buscar la forma de hacer daño en cada golpe con estas condiciones, seguro que se puede", añadió Nadal.

[Más información - Muguruza comienza sobreviviendo: 8-6 en el tercer en su estreno en Roland Garros]