Rafa Nadal es uno de los protagonistas en un encuentro por la Federación Española de Tenis. En este el manacorí compartió minutos de charla con compañeros de profesión como Feliciano López, Roberto Bautista o Pablo Carreño.

Noticias relacionadas

El actual número dos de la ATP habló alto y claro sobre la gestión de Pedro Sánchez y su ejecutivo durante la crisis del coronavirus. "Hubo que tomar medidas extremas porque no tomamos las medidas preventivas adecuadas", afirmó Nadal.

"Estamos en un momento muy difícil para todos. Poco a poco parece que las cosas van un poquito menos mal. Llevamos un mes y medio durísimo con muchísimas pérdidas irreparables", añadió el tenista balear.

Rafa Nadal, en Acapulco EFE

A tenor de lo comentado, Rafa Nadal apuntó que espera que "en los siguientes meses, no años" se pueda salir adelante porque "también hay graves consecuencias económicas y mucha gente se va a ver afectada".

"En las ciudades grandes, especialmente en Madrid, ha sido una guerra, en Baleares estamos menos mal, viviendo este periodo con preocupación y ayudando en la medida que puedo desde mi posición", ha sentenciado sobre la situación en España.

Mensaje de apoyo

El campeón español suavizó después el tono para hablar a los enfermos del coronavirus y a los profesionales sanitarios: "Estoy muy triste, no están solos, tienen al equipo sanitario al lado. La actitud de los médicos, de los enfermeros, de todo el equipo sanitario ha sido memorable, es una pena que no han podido disponer de los medios que necesitaban. Tenemos un gran porcentaje de equipo sanitario infectado y su entrega y dedicación es impresionante".

Situación personal

Nadal también se refirió a su situación personal y profesional: "Este periodo nos está afectando, nuestra profesión nos exige un trabajo físico que en este mes y medio no hemos podido practicar. Es un proceso de adaptación, convives con noticias muy difíciles. Yo he tenido pérdidas".

Para finalizar, el manacorí expresó sus dudas sobre poder volver a jugar: "Soy muy pesimista a la hora de que el circuito retome una actividad medio normal por el hecho de los viajes. Aunque se jugara a puerta cerrada hay que pensar que hay mucha gente involucrada. A nivel internacional lo veo un problema grave".

[Más información - Federer: "Si Nadal llega haber sido diestro me hubiese causado menos problemas en mi carrera"]