El suizo Roger Federer alabó al español Rafael Nadal, su verdugo este viernes en semifinales de Roland Garros, del que dijo que, sobre tierra batida, "nadie se acerca a su tenis".

Noticias relacionadas

"Sobre tierra batida nadie se acerca remotamente a su tenis. Ya no sé con quién entrenarme para poder afrontarle", aseguró el helvético tras perder contra Nadal por 6-3, 6-4 y 6-2. Federer ni confirmó ni desmintió si volverá a jugar este torneo, al que volvió tras tres temporadas de ausencia.

"Ha sido un gran torneo, quizá he tenido el mayor apoyo del público que he visto en toda mi carrera, tanto en los entrenamientos, en los partidos, como fuera de la pista. Creo que he jugado bien", indicó. "Me ha sorprendido haber llegado tan lejos. Todavía no sé qué pasará el año próximo. Pero me divierte jugar en tierra batida. No descarto nada", comentó.

Nadal y Federer en Roland Garros Reuters

Nadal ensalzó a su gran rival

Nadal no quiso valorar si el de este viernes fue el último duelo entre ellos, aunque señaló que, por la edad que tienen ambos, "el último está cerca". "No creo que aguantemos diez años más ni él ni yo. Pero hace cinco años tampoco nos podíamos imaginar estar a este nivel a estas alturas de nuestras carreras", subrayó.

Aseguró que la victoria es "muy importante" para él y también que Federer ha completado un gran torneo, "se ha vuelto a sentir competitivo sobre tierra batida, se va con un buen sabor de boca, con la sensación de que ha peleado por volver a ganar Roland Garros".

[Más información: Rafa Nadal: "Estaba frente al mayor rival de toda mi carrera"]