Djokovic ha ido de menos a más en este 2018. El inicio de año fue complicado por su operación en el codo y la posterior recuperación. En esos momentos incluso llegó a pensar en la retirada, algo que ahora ha confesado en el programa de televisión serbia Da Modza Ne.

Noticias relacionadas

El tenista ha confesado que por el mes de marzo habló con su círculo más cercano sobre la decisión de dejar el tenis. "Este año, en los meses después tras la operación que tuve en el codo, pasé por momentos y pensamientos que no fueron los mejores. Un día, en marzo, me senté con mi gente y les dije que no quería seguir jugando al tenis. Se quedaron todos en shock", ha comentado.

Nole ha asegurado que no se avergüenza de haber meditado seriamente la retirada, pero pesó más el pensamiento de poder alcanzar otra vez el número uno de la ATP: "En esos momentos, no estaba seguro de lo que estaba diciendo pero no me avergüenzo de ello. Tenía dudas de si de verdad quería dejarlo todo pero por dentro, una parte de mí sabía que llegaría el momento en el que volvería a ganar Grand Slams y me pondría en posición de ser número 1 otra vez".

Wimbledon, punto de inflexión

Wimbledon, Cincinnati y Shanghai supusieron el resurgir de Djokovic. "En abril de este año, me senté con mi viejo equipo, con Marian -Vajda- y Gebhard -Gritsch-, una vez los había reunido de nuevo y hablamos sobre las posibles estrategias que podía tomar a medio y largo plazo. En aquel calendario que hicimos, estaba planeado que el pico de forma lo iba a encontrar en el US Open pero lo bueno es que llegó antes, en la gira de hierba con el título en WimbledonAquello supuso un punto de inflexión muy grande y necesario para mí porque durante año y medio había intentado redescubrirme como jugador", ha apuntado el ahora número dos del mundo -Rafa Nadal lidera la ATP-.