El momento ha llegado. Manny Pacquiao volverá a subirse al ring y lo hará después de confirmar su próximo rival. Errol Spence Jr. será el boxeador que se enfrente al filipino el próximo 21 de agosto. Esto supone el regreso de 'Pac-Man' más de dos años después de su último combate.

Noticias relacionadas

Fue ante Keith Thurman, el 20 de julio de 2019, cuando la leyenda del boxeo peleó por última vez. Y ganó. La victoria cayó del lado de un Pacquiao que se proclamó campeón mundial del peso wélter de la WBA y eso cumplidos ya los 40 años. El triunfo le llegó después de una decisión dividida de los jueces, con 114-113 para Thurman y 115-112 para Manny.

Aunque Thurman fue esquivando los golpes que le lanzaba 'Pac-Man', un golpe al trono y un crochet de derecha al mentón de su rival le sirvieron a Pacquiao para mandarle a besar la lona. Se intentó rehacer Thurman e incluso consiguió dar buenos golpes al filipino, pero en el décimo a punto estuvo otra vez de caer y, finalmente, los jueces decidieron dar como vencedor a Pacquiao.

Manny Pacquiao lanzando un golpe a Thurman durante el combate Reuters

Con este triunfo, 'Pac-Man' entró en la historia del boxeo al convertirse en uno de los cinco púgiles que han conseguido proclamarse campeones del mundo pasados los 40 años. Pero desde aquel combate no ha vuelto a pelear y eso le llevó a quedar despojado del cinturón por no ponerle en juego en tanto tiempo. Campeón en receso y cinturón para el cubano Yordenis Ugas.

Esperado regreso

En todo este tiempo, 'Pac-Man' ha seguido entrenando en medio de los rumores de posibles peleas, como la que quedó en el limbo ante la estrella de la UFC Conor McGregor. El propio 'The Notorius' confirmó hace unos meses que lucharía con Manny Pacquiao en Oriente Próximo, aunque esto se quedó en nada después de su derrota frente a Dustin Poirier.

La lista de pretendientes para el filipino ha ido variando con el tiempo. E incluso se llegó a especular con un nuevo cara a cara con Floyd Mayweather, aunque esto parece, a día de hoy, un sueño imposible. Terence Crawford o Mickey García son otros de los nombres que salieron a relucir, aunque fue el de Errol Spence Jr. el que sonó más fuerte.

Errol Spence Foto: Twitter (@ErrolSpenceJr)

El elegido para su regreso, finalmente, ha sido Errol Spence Jr.. Con Las Vegas como escenario y el 21 de agosto como la fecha de celebración, Manny Pacquiao se subirá al ring para mejorar su marca de 62-7-2, con 39 victorias por nocaut. Para encontrar la última derrota del filipino hay que remontarse al 2 de julio de 2017, cuando cayó contra Jeff Horn.

Mientras que 'The Truth' cuenta con 27 combates y los 27 acabaron con el mismo resultado: victoria para él. Añadiendo que de ellas, 21 fueron por KO. No ha elegido Manny Pacquiao a un rival cualquiera, sino a todo un hueso duro de roer que es el actual campeón del wélter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). A uno y otro les separan 11 años.

Escándalos de 'Pac-Man'

Los rumores sobre su vuelta y ante quién se escenificaría su regreso al cuadrilátero han estado a la orden del día, pero también han acompañado los escándalos a 'Pac-Man'. Uno de los que más le han perseguido, el cual hizo decaer su popularidad, fue cuando aseguró que los homosexuales eran "peores que los animales", algo que le llevó a que Nike rompiese con él.

"Los comentarios hecho por Manny Pacquiao nos parecen aberrantes. Nike rechaza tajantemente todo tipo de discriminación y tiene una larga historia de apoyar y estar de lado en la defensa de los derechos de la comunidad gay", señaló la multinacional estadounidense en un comunicado.

De su papel en la política de Filipinas a las acusaciones de usar esteroides o de programar peleas arregladas. La figura de Pacquiao siempre ha estado nadando entre polémicas, pero lo que está claro es que todo amante del boxeo está de enhorabuena por su regreso, porque esta leyenda del deporte vuelva al ring para devolver al pugilismo parte de la brillantez que ha perdido en los últimos tiempos.

[Más información - El boxeo femenino contra la 'pelea del año': pesaje en ropa interior, sangre y una cara desfigurada]