La actualidad del deporte americano y en especial de la NFL se encuentra en absoluto shock tras el terrible suceso que ha sido protagonista en los últimos días del exjugador Louis Nix III. El cuerpo del exmiembro de la NFL ha sido hallado flotando en un estanque dejando una imagen realmente macabra y sorprendente y que ha llenado de dolor a todo el entorno de la liga de fútbol americano, así como a sus más allegados. 

Noticias relacionadas

Nix III ha fallecido a los 29 años de edad después de un intenso paso por la NFL, militando en varios equipos y dejando algunos momentos de verdadera importancia. Esta noticia, que ha pillado por sorpresa a todos, ha sido sin duda uno de los sucesos más extraños y dantescos que se recuerdan. 

El exjugador, que pasó por equipos como Notre Dame y los New York Giants, fue declarado como desaparecido a principios de esta semana. Sin embargo, nadie se imaginaba que esta peligrosa historia podría tener un final tan trágico y espeluznante. La policía de Jacksonville lo encontró este pasado sábado flotando en un estanque.

Tras muchas especulaciones, la propia madre de Louis Nix confirmó al medio Action News Jacksonville los malos presagios y el fallecimiento de su hijo a los 29 años de edad tras haber estado varios días siendo buscado por todas las autoridades de la zona. 

Este sábado, la oficina de Jacksonville realizó una importante operación en la que obtuvo relevantes resultados en su búsqueda. Los agentes encontraron un vehículo en el fondo de un estanque junto a su apartamento. Este coche coincidía con la descripción del que Nix tenía en propiedad. Instantes más tarde, comunicaron que, en efecto, habían encontrado al exjugador de la NFL, pero no anunciaban si lo habían encontrado muerto o vivo. 

Unos meses difíciles

Las noticias más importantes sobre esta misteriosa desaparición llegaron el pasado viernes, cuando la madre de Louis Nix III confirmaba la noticia de que no habían vuelto a saber nada de su hijo desde el miércoles y que se encontraba en paradero desconocido. Nix había salido de la casa de su padre a las 10:00 horas de la mañana el pasado martes y, tal y como transmitió su madre, se encontraba en una situación poco común para él, por lo que estaba tremendamente preocupada. Ella fue quien dio la primera voz de alarma de que Nix podría estar en serio peligro como tristemente se ha terminado demostrando. 

Este problema, el de su desaparición, no era el primer problema serio que padecía Nix en los últimos meses, ya que en el mes de diciembre fue víctima de un asalto y robo. El exjugador de la NFL recibió un disparo mientras se encontraba inflando los neumáticos de su coche en una gasolinera muy cercana al estanque donde ha sido encontrado su coche y su cadáver. Un equipo de buceo ha sido el encargado de llevar a cabo la difícil operación y de confirmar la trágica noticia. 

Tras aquel incidente en el que recibió un disparo en el pecho, tuvo que pasar varias semanas ingresado en un hospital debido a la gravedad de la herida y a la zona en la que se alojó la bala. Algunos fragmentos del proyectil se encontraban alojados junto a su esternón y a su pulmón izquierdo. Este ha sido el trágico final de Louis Nix III, quien fuera jugador de la NFL desde 2014 hasta 2017 y que pasó por equipos como Houston Texans, Giants, Washington Football Team y Jacksonville Jaguars.

[Más información: LeBron James y la guerra que Ibrahimovic no podrá ganar: la política, cada vez más presente en el deporte]