Tristes noticias llegan desde Portugal. El mundo del deporte y del balonmano están de luto por el fallecimiento de Alfredo Quintana, guardameta del Oporto nacido en Cuba y que sufrió una parada cardiorrespiratoria el pasado lunes que finalmente ha terminado siendo incompatible con su vida. 

Noticias relacionadas

La terrible noticia ha sido confirmada por su propio equipo tras unos días de mucho dolor, incertidumbre y momentos en los que siempre había algún hueco para la esperanza. Sin embargo, los peores pronósticos se han terminado cumpliendo y Alfredo Quintana no ha podido superar este duro trance. 

El portero ha fallecido este viernes en Portugal, país en el que permanecía ingresado desde que el pasado lunes fuera internado tras su sufrir esa parada cardiorrespiratoria que ha terminado siendo letal y que ha acabado con la vida de este deportista de tan solo 32 años de edad. 

Alfredo Quintana, de nacionalidad cubana, nació en La Habana en 1988 y el lunes vivió el trance más duro y complicado de su vida que, final y tristemente, ha terminado arrebatándoselo todo. Mientras participaba en un entrenamiento del Oporto, sufrió una parada cardiorrespiratoria de la que fue atendido en pocos instantes. 

Tras el shock inicial por lo sucedido, Alfredo Quintana fue llevado al hospital São João donde fue internado en la unidad de cuidados intensivos y donde ha permanecido desde el lunes hasta el momento de su triste fallecimiento. La noticia, que se ha confirmado este viernes, ha inundado de tristeza a todo su equipo. 

El doloroso adiós

En las últimas horas, desde el club portugués han lanzado mensajes de fuerza y ánimo para toda la familia de Alfredo Quintana y proclamas en recuerdo de un jugador que era muy querido en la plantilla y que será para siempre recordado por todos, especialmente tras este trágico desenlace que nadie esperaba a pesar de los momentos de pánico vividos el pasado lunes, momento en el que se produjo su parada cardiorrespiratoria en mitad del entrenamiento. 

Alfredo Quintana tiene tras de sí una importante historia labrada a base de mucho esfuerzo y dedicación. Además, podía presumir de haber encontrado en Oporto su verdadera casa, donde llegó en el año 2011 después de haber permanecido en su país, en Cuba, hasta 2009. 

Tras más de una década defendiendo los colores de los dragones, en el año 2014 tomó un importante paso en su vida. Se nacionalizó como ciudadano portugués y pudo debutar con la selección lusa con la que llegó a disputar un total de 72 partidos internacionales. Fue un gran éxito y un gran logro también en su carrera profesional. 

Precisamente con la selección Portugal, Alfredo Quintana disputó el pasado mundial celebrado en Egipto y en el que fue una de las grandes figuras de su combinado nacional en el torneo. En dicha competencia, la selección española de balonmano firmó una meritoria actuación ganando la medalla de bronce y quedándose a tan solo un paso de la gran final y de la lucha por el ansiado oro. 

[Más información: Álex Dujshebaev, en el nombre del padre del balonmano español: "El oro olímpico es un sueño"]