Buenas noticias para el regreso del deporte con público durante este 2021. La fase final de la Copa del Rey de balonmano, que se disptará del 5 al 7 de marzo en el WiZink Center de Madrid, se jugará con gente en las gradas. El presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, que se trabaja en estos momentos con la posibilidad de que las gradas del recinto madrileño puedan una cifra en torno a los 1.000 espectadores.

Noticias relacionadas

Circunstancia que fue anunciada durante la presentación del torneo de este jueves en el escenario que acogerá la cita. "La fase final de la Copa del Rey será la primera competición en 2021 en Madrid abierta al público en general. Naturalmente con todas las restricciones y un aforo limitado. Es un importante gesto abrir el deporte a los ciudadanos. Queremos demostrar que si se hacen las cosas bien el deporte es seguro", explicó el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

Este será un aliciente más para una fase final que tendrá como duelo estrella de los cuartos de final el choque que enfrentará al Barça, vigente campeón, con el BM Logroño La Rioja. El ganador del duelo entre catalanes y riojanos se enfrentará en las semifinales con el vencedor del encuentro entre el Ángel Ximénez Puente Genil y el Fraikin Granollers

Por el otro lado del cuadro, el BM Benidorm, finalista el pasado curso, se medirá en los cuartos de final con el Bidasoa Irun. El vencedor de la eliminatoria se enfrentará en las semifinales con el ganador del duelo entre el ABANCA Ademar de León y el Bada Huesca.

Esta será una importante prueba para el resto de competiciones profesionales del país. Tanto ACB como LaLiga están muy pendientes del avance de la situación sanitaria para poder volver a abrir sus gradas. Tebas, a principios de mes, explicó que todo dependía de cómo acabe febrero y que este regreso en el mundo del fútbol podría llegar "en abril o mayo", coincidiendo con el final de la temporada. En ACB, los clubes pidieron la vuelta del público en diciembre y no han vivido más novedades.

Optimismo

El 2020 cerró con buenas noticias. La vacuna ya se empezaba a distribuir a todos los países y el plan de vacunación del Gobierno cogía forma. Varias fases, varios grupos de preferencia y unas fechas más o menos marcadas. Siempre con cautela, como trasladaban fuentes sanitarias a este periódico. Pero el calendario estaba trazado de una forma aproximada. Por ello, la ilusión de tener aficionados en las gradas a final de temporada fue ganando fuerza entre los dirigentes de los diferentes estamentos.

Ya se anunció que la Copa del Rey de 2020 que aún se tiene que disputar será sin público, cuando se quería que ese fuera el primer choque en el que hubiera gente en las gradas, motivo por el cual se aplazó. Algunos clubes planificaron la temporada esperando obtener ingresos por esta vía y siguen esperando a que esto se produzca.

[Más información: Tebas da plazos a la vuelta del público a los estadios de La Liga]