La alimentación es parte de la base de cualquier deportista. Muchos son los cracks de diferentes disciplinas que han adoptado una dieta vegana para volver a estar en lo más alto de sus respectivas disciplinas. Aquí cabe que se destaquen nombres como el de Kyrie Irving en la NBA, las hermanas Williams en tenis femenino, Novak Djokovic en el tenis masculino, Scott Jurek en ultramaratón o Lewis Hamilton en Fórmula 1.

Noticias relacionadas

Otros como los futbolistas Lionel Messi o Sergio 'El Kun' Agüero también cambiaron su dieta para mejorar su físico y rendimiento, aunque no tan estricta como los casos anteriores. Tom Brady, quarterback de los New England Patriots y ganador de seis Super Bowls, no es vegano, pero sí lleva una disciplina alimenticia con muy bajo consumo de cárnicos, una dieta alcalina en la que los vegetales son protagonistas.

Un vegano es aquella persona que no toma productos de origen animal. No ingiere ningún tipo de carne, así como tampoco huevos, lácteos o miel. Djokovic no come cárnicos, aunque sí algún tipo de pescado de vez en cuando. Así lo reveló el propio tenista. En su caso todo comenzó en el año 2010, cuando supo que era intolerante al gluten. El gluten se encuentra normalmente en los cereales con los que se produce el pan, dulce, pasta o una serie de platos preparados.

El paso de Djokovic al veganismo

De ahí pasó a una dieta vegana con la cual mejoró su físico, algo que se vio traducido en una mejora en sus resultados. "Sé que es lo mejor para mí como atleta y persona", aseguraba Nole cuando se conoció el cambio drástico en su alimentación. Hasta ese año 2011, el serbio solo había ganado un Grand Slam, fue el Abierto de Australia en el 2008. Después llegaron otros seis títulos en Australia -el último en este 2019-, un Roland Garros, cuatro Wimbledon y tres US Open.

Djokovic, en el Mutua Madrid Open 2019 REUTERS

El número 1 de la ATP reveló cuál era su dieta: "Yo como pescado de vez en cuando, pero aparte de eso, todos los alimentos son orgánicos y de origen vegetal. No estoy diciendo que sea la forma en que todos deberían comer, cada cuerpo tiene sus propias necesidades y preferencias, pero he descubierto que este es el estilo de vida que me da más éxito dentro y fuera de la cancha". Pero no solo eso, sino que aseguró que la dieta le había cambiado por completo.

"Mi dieta no solo ha cambiado mi juego, ha cambiado mi vidami bienestar. Y si me siento mejor, eso obviamente se traslada a mi vida profesional. Comer vegano me hace más consciente de mi cuerpo en la cancha ... más alerta. Retiré las toxinas de mi cuerpo, y con ellas se fue toda la inflamación y otras cosas que estaban alterando mis niveles de energía. Como atleta, lo más importante es mantener tus niveles de energía constantes, especialmente como jugador de tenis, donde estás solo en la cancha para el mejor de los cinco partidos. Cuando juegas por 3, 4, 5 horas seguidas, necesitas el combustible correcto ... y para mí, el combustible correcto se basa en la planta", afirmó un Novak Djokovic que tiene un restaurante vegano junto a su mujer en Montecarlo.

Hamilton, cien por cien concienciado

El piloto británico llevaba varios años sin ingerir carne, pero fue en 2017 cuando decidió pasarse al veganismo. Ocurrió después de ver un documental llamado What the health. A partir de ahí inició una dieta de origen vegetal al cien por cien. Los antecedentes de cáncer, así como los problemas cardiovasculares de su familia fueron el primer detonante, pero después la protección del medio ambiente así como su pasión por los animales hicieron el resto para que se convirtiese en un ferviente defensor de la dieta plant-based.

Lewis Hamilton, en el Gran Premio de España de la Fórmula 1 Reuters

Uno de los alimentos preferidos en la nueva vida de Lewis Hamilton son los pancakes, los que consume a diario. "Es raro, porque en mi anterior dieta esto significaba comer muchos hidratos de carbono, pero con mi nueva dieta puedo comer pancackes veganos cada mañana. ¡Y es fantástico!", llegó a asegurar el británico, quien confirma que "los más increíble" es que no gana nada de peso. "Creo que con esta nueva dieta puedo comer más hidratos de carbono, algo un poco contradictorio con lo que pasaría en una dieta normal, no plant-based", comentó el piloto.

El cambio físico de Hamilton es notable, aunque eso no ha impedido que continúe ganando, ya que ha logrado proclamarse campeón de la Fórmula 1 en 2008, 2014, 2015, 2017 y 2018. "Físicamente, estoy como nunca en mi vida. Me siento increíblemente limpio y sano", afirmó el inglés. El proceso no fue rápido, sino que se documentó mucho para llegar hasta donde está ahora.

"Veo a mis amigos comer ciertas cosas que... yo también solía comer. Y me siento mal pensando en lo que realmente estás metiéndote en tu cuerpo. Leí mucho sobre el tema, incluida documentación científica. Ahora tengo el justo conocimiento para entenderlo", explicó el cinco veces campeón del mundo, quien afirmó que ganó "masa muscular con la dieta vegana".

A través de su cuenta personal de Instagram, Hamilton ha visualizado el gran cambio que ha sufrido su cuerpo. Ha ganado peso, pero también masa muscular: "Esto fue hace un par de años, yo pesaba 68 kg. He tenido ese peso durante los últimos doce años y, finalmente, las reglas cambiaron este año. Puedo comer un poco más y aumentar mi volumen. Ahora estoy en 75 kg y más feliz. Aumentar mi peso fue fácil y lo hice con una dieta vegana. La gente dice 'oh, necesito proteínas y por eso nunca podré volverme vegano'. Tengo muchas proteínas en mi dieta y he ganado músculo. Estoy más saludable y feliz de lo que nunca lo he estado. Ojalá lo hubiese hecho antes", reveló en sus redes sociales el piloto, muy concienciado con su alimentación.

[Más información: Djokovic pulveriza a Tsitsipas y conquista el Mutua Madrid Open por tercera vez]