La empresa estadounidense Nike lanzó recientemente un anuncio grabado en Ciudad de México que se ha viralizado en las redes sociales debido a su apoyo a la mujer y el colectivo feminista.

Noticias relacionadas

El spot comienza con la escena de un atasco en la capital mexicana. En uno de los cohces, una madre rocía a una de sus tres hijas con laca "para que se vea más bonita". La joven en cuestión, harta, se sube a lo alto del automóvil, y ve pasar a la corredora Paola Morán. Esta visión la inspira, y, tras atarse sus zapatillas, le dice a sus dos hermanas: "¡Vámonos!".

Las tres chicas bajan del coche y comienzan a correr a través del tráfico, ante la atónita mirada de su madre y el resto de transeuntes. Entre estos destaca un hombre que, tras silbar a las chicas, se ve intimidado por el resto de las mujeres allí presentes, representando así la lucha contra el acoso sexual. Poco a poco se van sumando otras mujeres a esta carrera improvisada, entre las que destaca la futbolista Nayeli Rangel -quien pasa un balón a otra mujer que, a su vez, introduce de un cabezazo en un camión de basura, celebrando el acto como un gol- o la gimnasta Alexa Moreno, realizando equilibrios sobre una viga.

Finalmente, el nutrido grupo de mujeres llega al orígen del atasco: una obra. El jefe de los obreros, ante las risas del resto de sus compañeros y los policías allí presentes, les dice a las féminas: "Métanse en sus carros". Entonces hace acto de presencia la boxeadora Mariana Juárez, sorteando la cintas que prohibían el paso e imponiendo su presencia ante dichos hombres. La protagonista inicial del anuncio vuelve a gritar "¡Vámonos!", y tras una nube de polvo formada por el puñetazo de Mariana a un saco de arena, aparece el grupo subido a caballo y los rostros tápados con pañuelos, simulando un grupo de guerreras amazonas. Tras esto, aparece el lema "Juntas somos imparables".