20.000 corredores de 132 países, un ramillete de atletas africanos rapidísimos dispuestos a bajar el récord de la prueba, tres liebres para ayudar a ello… Pocos esperaban que el primer corredor en cruzar la meta esta mañana en la Zurich Maratón de Barcelona llevara un dorsal no con su nombre en grandes letras, sino con la palabra “pacer” –liebre, en inglés. El dorsal de Jonah Kipkemoi Chesum, el atleta paralímpico que corría por primera vez una maratón, y se ha llevado la victoria.

Noticias relacionadas

Kipkemoi Chesum participó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde fue octavo en los 1500m y sexto en los 800m en la categoría T46 debido a una malformación que tiene de nacimiento en un brazo, y que no ha impedido que haya tenido un estreno inmejorable, cinco años más tarde, en la distancia reina del atletismo, los 42 kilómetros de la maratón.

El keniata había sido contratado como liebre junto a Hillary Kepchumba y Jacob Cheshari Kiru con un objetivo muy claro: conseguir que el gran favorito, el etíope Sisay Jisa Mekonnen, bajara el récord de la prueba, que está en 2:07:30.

Y las tres liebres marcaron un ritmo infernal desde la salida, pasando por el kilómetro 10 con 20:30, y por la media maratón (km 21) 1h.02:48, once segundos menos que la mejor marca intermedia de paso de la historia de la prueba. Con los tres keniatas marcando un ritmo pavoroso y el etíope dejándose llevar trascurrieron los kilómetros hasta que en el km29 el gran favorito, Mekonnen, se descolgaba de la prueba, dejando a las tres liebres en cabeza.

Jonah Kipkemoi (c), Jacob Cheshari (d) y Justus Kiprotich (i). EFE

Los tres keniatas, que no tenían pensado acabar la prueba –como es habitual en este tipo de corredores, que marcan un ritmo concreto muy elevado sabiendo que no terminarán la carrera- fueron sumando kilómetros. A falta de tres kilómetros, Kipkemoi dio el estirón definitivo, dejando a la última liebre que quedaba “viva”, Cheshari, detrás, y cruzando la meta en primera posición con una sonrisa de oreja a oreja y dejando atónitos a espectadores y comentaristas de la prueba.

"Estoy muy feliz por ganar aquí en Barcelona en el primer maratón de mi vida. No me lo esperaba por nada del mundo, yo venía como liebre y no tenía previsto terminar, pero en el kilómetro 35 he visto que iba sin rivales y me he visto con fuerzas ", decía el inesperado vencedor de la jornada.

En la prueba femenina también ha habido sorpresa, la que ha dado la etíope Helen Bekele, que ha batido el récord de la prueba con un tiempo espectacular de 2:25:04, mientras que otras dos compatriotas, Melesch Tsegaye (2:26:44) y Robi Abearash Fayesa (2:27:04) han completado el triplete etíope.

La de esta fin de semana ha sido una Zurich Barcelona Maratón memorable también dado que se ha hecho un especial recuerdo a los seis vencedores –tres primeros hombres y tres primeras mujeres- del maratón de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Invitados todos ellos a Barcelona, los seis - el coreano Young Cho Hwang (oro olímpico), el japonés Koichi Morishita (plata) y el alemán Stephen Freigang (bronce), así como la rusa Valentina Yegorova (oro), la japonesa Yuko Arimori (plata) y la neozelandesa Lorraineaine Moller (bronce)- han posado en la foto de salida y han rodado unos kilómetros por las calles de Barcelona.