Campeón del mundo de Moto2 en 2018 y pupilo de Valentino Rossi, Pecco Bagnaia comienza una nueva etapa en su carrera deportiva tras desembarcar en el equipo oficial de Ducati con la difícil misión de sustituir a su compatriota Andrea Dovizioso. El italiano ha arrancado su tercera temporada en MotoGP estrenando su casillero de poles en la categoría reina en Qatar con un récord estratosférico y siendo el único piloto en bajar a 1:52 tras marcar un registro de 1:52.772, que le ha permitido superar en más de medio segundo la marca establecida por Marc Márquez en 2019.

Noticias relacionadas

Bagnaia ha comenzado avisando con un crono de 1:53.273, que posteriormente han bajado su compañero Jack Miller y Fabio Quartararo. El italiano no se ha rendido y ha conseguido rebajar su tiempo para hacerse con su primera pole en MotoGP. “He hecho la vuelta de la pole con los ojos cerrados”, ha confesado.

Se trata de la primera pole de una Ducati en Qatar desde la lograda por Dovizioso en 2015, aunque en las dos últimas ediciones del evento qatarí la victoria fue para él.

Bagnaia estará acompañado en la primera línea de la parrilla por El Diablo y Maverick Viñales, ambos en el equipo oficial de Yamaha y superados por la velocidad punta de la Desmosedici en la larga recta de Losail.

La sorpresa ha llegado con la cuarta posición de Valentino Rossi en su estreno con el equipo Petronas Yamaha. El italiano aprovechó la rueda de su pupilo y este domingo partirá abriendo la segunda línea de la parrilla, donde estará acompañado por Miller y Johann Zarco.