Harto de que Ducati terminara de deshojar la margarita con su futuro en juego, Andrea Dovizioso dio un golpe sobre la mesa este sábado y otro más este domingo en el Red Bull Ring de Spielberg. El italiano anunció que no seguirá en la fábrica de Borgo Panigale la próxima temporada y al día siguiente se reivindicó con una victoria un año después de la última lograda en idéntico escenario, con lo que otorgó al fabricante transalpino su triunfo número 50 en MotoGP. Un golpe de efecto que le permite situarse segundo en la clasificación general, a 11 puntos de Fabio Quartararo, que finalizó octavo. Todo ello antes de que el Campeonato del Mundo vuelva a correr el próximo fin de semana en un circuito demasiado peligroso, donde se vivieron dos accidentes espeluznantes.

Noticias relacionadas

El primero llegó en la carrera de Moto2, donde una caída de Enea Bastianini en medio de la pista provocó la brutal colisión de Hafizh Syahrin contra la moto del italiano. El segundo accidente se produjo en la carrera de MotoGP cuando, en la novena vuelta, Johann Zarco superó a Franco Morbidelli en la recta. El francés se echó hacia la derecha para frenar y dejó sin espacio al italiano, que golpeó por detrás a Zarco cuando ambos ocupaban las plazas duodécima y decimotercera.

Ambas motos salieron disparadas con el impacto y atravesaron la pista en plena curva 3, sobrevolando las cabezas de Maverick Viñales y Valentino Rossi sin tocarles un pelo mientras algunas piezas se esparcían por el asfalto.

Bandera roja y vuelta al box para todos con el susto en el cuerpo. Un percance que conmocionó a Il Dottore, cuya cara era un poema sentado en su garaje.

En la reanudación a 20 vueltas, Jack Miller tomó el mando y trató de escaparse hasta que su ritmo bajo. Fue el momento de Dovizioso, que atacó sin contemplaciones y se colocó en cabeza para sumar su decimocuarta victoria con Ducati. Por detrás, el australiano sucumbió al ataque final de Joan Mir, que le superó en la penúltima curva para subir por primera vez al podio de MotoGP en el circuito donde logró su primera victoria mundialista hace cuatro años.