El Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP de este domingo se ha resuelto con sorpresa mayúscula. Álex Rins ha sido quien se ha subido a lo más alto del podio por delante de Marc Márquez y Maverick Viñales. De esta forma, se ha completado el segundo pleno español de la temporada entre los tres primeros clasificados, pero el campeón en Silverstone no ha dudado en poner de manifiesto su felicidad tras ganar la carrera.

Noticias relacionadas

Sobre el triunfo en sí, Rins ha querido resaltar las figuras de Marc Márquez y de Valentino Rossi y ha asegurado que ha batido "a dos leyendas". También ha dejado claro que, a partir de ahora, continuará haciendo todo lo posible "para conseguir más victorias", pero no ha querido restarse mérito aseverando que está orgulloso de haber superado "a los dos por igual".

Por otra parte, Rins ha querido confesar de una confusión que tuvo sobre la última vuelta, pues consideró que "la carrera ya se había terminado" cuando intentó "adelantar a Márquez por fuera sobre la línea de meta". Fue entonces cuando se percató de que quedaba una vuelta más y se apretó a sí mismo para dar el último esfuerzo, siendo consciente de que era "más rápido en el primer y segundo sector" y que recuperaba "mucha distancia en la última curva".

Rins durante el GP de Gran Bretaña en Silverstone EFE

¿La victoria de Texas o la de Silverstone?

Finalmente, a la hora de tener que decantarse por la victoria de Texas o la conseguida este domingo en Silverstone, Rins no se 'mojó' en exceso y dijo que "las dos por igual". Volvió a apuntar que había batido "a dos grandes" como Rossi y Márquez y al final dejó un "quizá esta un poquito más" tras haber pasado en la última curva al vigente campeón de MotoGP.

[Más información: Rins derrota a Márquez con un adelantamiento prodigioso en la última curva de Silverstone]