Marc Márquez acudió a El Hormiguero y el heptacampeón del mundo se mostró tan distendido y divertido como es marca de la casa. Empezó por hablar de su moto presente en el estudio: "Este año se ha portado bien la Honda". El ilerdense quiso dar valor a sus éxitos que muchos empiezan a ver como lo habitual: "La gente piensa que es normal que Marc Márquez gane, pero no es lo suyo. Yo vivo los títulos como si fuera el primero o el último".

El vigente campeón se puso más serio a la hora de hablar de su gran rival en la pista, Valentino Rossi. "Con los pilotos que te estás jugando el pan no pueden ser tus amigos. Los amigos son otra cosa, con los que compartes todo, pero sí puedes tener una buena relación", explicaba el piloto. Sobre el italiano tiró de su humor para explicarlo: "Con Rossi se rompió la relación como en todas las buenas historias de amor. Estábamos bailando salsa y nos pisamos los pies".

Respecto a su nuevo compañero en Honda fue explícito y demostró su carácter ganador: "Lorenzo y yo seremos dos gallos en el mismo corral. Honda debe tener dos pilotos capaces de lograr el Mundial y si Jorge me gana, chapeau. Tenemos una buena relación profesional pero en la pista: 'Maricón el último'".

PRETEMPORADA ENTRENAMIENTOS MOTOCICLISMO Manuel Bruque Agencia EFE

Deberá parar para pasar por el quirófano

Este invierno, el campeón del mundo le tocará pasar por el quirófano para ser intervenido de manera quirúrgica de su hombro, pero Marc reconoce que le costará ser buen paciente: "Tengo que estar parado dos semanas... pero algo buscaré". Por último, Márquez dejó claro que en el motociclismo hay que demostrar cosas en todo momento, no vale mirar hacia atrás: "En el deporte se vive el presente y es lo que vale, ahora no estoy preparado para ser el cuarto".

[Más información: Marc Márquez planta al independentismo: no saldrá al balcón del Ayuntamiento de Cervera]

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain