Carlos Sainz sigue dando pasos agigantados en su nueva etapa en Ferrari. No solo ha demostrado ya ser el piloto de la parrilla que mejor se ha adaptado a un nuevo equipo, sino que además ya está presionando y de qué forma su compañero Charles Leclerc. La clasificación de Portimao es el claro ejemplo de que el madrileño está en una gran forma y de que su ambición no tiene límites. 

Noticias relacionadas

Lo de Portugal está siendo un recital del madrileño y una gran demostración de que el trabajo tiene su recompensa. A Carlos le gusta decir que trabaja más que nadie en la parrilla y no es un síntoma de sentirse crecido, es una realidad que ha demostrado año tras año y que ahora tras su fichaje por Ferrari está viviendo su máxima expresión. 

Sin embargo, como todo piloto o como todo gran competidor, lo que realmente desea es que ese trabajo luego se vea reflejado en la pista con buenos resultados y con números que se pongan de su lado. Tras el quinto puesto conseguido en Imola, esta clasificación por detrás de los Mercedes y los Red Bull es la confirmación de su talento, pero también de su esfuerzo.

Carlos Sainz rodando por delante de Valtteri Bottas Reuters

Sainz no quiere ponerse límites de momento porque se ve con ganas y ambición de seguir creciendo y de seguir mejorando. Sin embargo, así explica cómo ha sido de duro lograrlo en un circuito tan particular como el portugués: "Ha sido una clasificación dura, como lo es siempre en Portimao. Viento racheado, pista lenta en Q3, han pasado las sesiones y hemos mejorado las sensaciones. Hemos estado cerca de pasar de la Q2 con los medios, pero no he podido hacerlo por culpa del tráfico. Había que arriesgar en la Q3 y he tenido buenas sensaciones con los neumáticos blandos".

El resultado final ha sido magnífico, sobre todo tras superar a rivales muy directos como Lando Norris o como su compañero de equipo Charles Leclerc, pero la clave de todo ha estado en crecerse en los momentos más complicados, cuando todo era sufrimiento: "Cuando he terminado la vuelta y he visto que me he quedado a tres décimas de segundo de la Q2, me he dicho a mí mismo que iba a estar el último, pero luego he visto que todos estábamos sufriendo. He cambiado el estilo de pilotaje y eso me ha permitido hacerlo bien en condiciones complicadas".

Además, Sainz se mostraba muy analítico en los micrófonos de DAZN para explicar cuales han sido sus sensaciones reales sobre el SF21 en lo que hasta ahora estaba siendo su gran asignatura pendiente, las clasificaciones. El madrileño se ha mostrado competitivo en carrera desde su debut, pero hacerlo a una vuelta le estaba costando más de lo esperado y ahora, ha podido quitarse esa espinita. 

"Durante todo el tiempo que he estado en pista, he ido mejorando mi pilotaje, cada vez me he sentido mejor y al final, el trabajo duro ha dado sus frutos. Lo más importante es que esto no se acaba aquí y que necesitamos seguir mejorando. Veo ese margen de mejora. Estoy contento con la clasificación de hoy, sigamos en esta línea".

Hay margen de mejora

Carlos quiere seguir esta línea, seguir mejorando y seguir adaptándose a su nuevo monoplaza y a su nuevo equipo. Para ello ha tenido incluso que cambiar su estilo de pilotaje, algo que demuestra también su versatilidad y su capacidad para seguir aprendiendo. Más que el buen resultado, lo que le motiva es que a pesar de estar arriba, siente que puede seguir mejorando y creciendo. 

Carlos Sainz con su SF21 en Portimao Reuters

"Quizá hasta hoy, mis vueltas de Q3 no habían sido geniales. Hoy he hecho vueltas buenas, pero sentía que todavía tenía margen de mejora. Creo que hay más trabajo que hacer cuando volvamos a Maranello, pero hoy he probado diferentes formas de pilotaje, que me han permitido extraer más del coche".

Por último, el español confía en que esos neumáticos blandos con los que tendrá que salir aguanten más todavía de lo esperado debido a las condiciones de baja degradación que han sufrido hasta ahora. Con eso y una buena salida, repetir posición en el Top5 es posible, aunque tendrá que tener cuidado con pilotos como Ocon que sale sexto o Leclerc, que sí sale con los medios.

"Veremos lo que pasa mañana. Charles tendrá algo de ventaja en carrera al salir con el neumático medio. Ojalá hubiese pasado el corte con esa rueda, pero he tenido tráfico y finalmente no nos la hemos jugado y hemos ido a por el blando. Si mañana consigo salir bien y gestionar bien los blandos, quizá podamos acabar entre los cinco primeros".

[Más información: Bottas sorprende en Portimao y se lleva la pole con Carlos Sainz 5º y Fernando Alonso 13º]