Carlos Sainz terminó el Gran Premio de la Emilia Romaña en quinta posición, pero reconoce que el podio estaba cerca. El piloto español ha cuajado una buena carrera a pesar de los problemas que ha tenido en algunos momentos para mantener el coche dentro de pista. Las excursiones por la hierba de Imola que le sacaban de quicio supusieron unas pérdidas de tiempo que le impidieron soñar con algo más. 

Noticias relacionadas

Así se lo transmitía a su ingeniero de pista el corredor madrileño, que se veía con ritmo suficiente para pelear por un objetivo más ambicioso. Sainz criticaba sus errores, pero en el fondo estaba contento por sentirse competitivo con un coche que sigue siendo totalmente nuevo para él. Esta vez finalizó quinto, un puesto por debajo de Leclerc, al que tuvo a una distancia de un segundo durante la recta final de la carrera. 

Tanto Charles como Sainz han visto la mejoría de Ferrari desde los test de Bahrein hasta la carrera de este domingo en Imola y esperan que la tendencia siga siendo la mismo. Cada vez suena menos descabelldado luchar por el podio y, quien sabe, si por alguna victoria. El mejor ejemplo ha sido Lando Norris, que finalizó tercer en la carrera en Italia

Carlos Sainz en el Gran Premio de la Emilia Romaña en Imola Reuters

Carlos ha mostrado sus impresiones en los micrófones de DAZN y se ha mostrado orgulloso del trabajo que ha hecho tanto él como el equipo tras la primera carrera con lluvia con el nuevo monoplaza. Además, el circuito de Imola le ha puesto a prueba durante todo el fin de semana. 

El análisis de Sainz

"Llegar al quinto en la primera carrera con lluvia está bien. Hay muchas cosas que mejorar, pero no vamos por mal camino. Hoy tocaba atacar después de un día regular. He arriesgado mucho en la primera vuelta, y sin visibilidad en los tres o cuatro primeros giros no sabía que iba a pasar. Me ha salido bien la estrategia, aunque he cometido un par de errores. Tenía que encontrar el límite, he podido recuperarme pronto de los errores, dado que iba rápido en pista".

"He perdido tiempo en las salidas de pista, y quizá si no hubiese perdido tanto tiempo el podio era posible hoy. Eso sí, era la primera vez que pilotaba el Ferrari en condiciones de mojado, y necesitaba sentir bien los frenos, es normal cometer errores. Lo más destacado es que he sido rápido, me quedo con eso".

Carlos Sainz en el circuito de Imola con el SF21 Reuters

Carlos sabe que en el SF21 hay material suficiente para ser competitivos y luchar por objetivos realmente bonitos este curso. Verse dentro del Top5 y soñar con el podio son palabras mayores, pero el primer reto sigue siendo intentar liderar la clase media, esa en la que McLaren se muestra intratable, especialmente con Lando Norris.

"La estrategia la tenía bastante clara para la resalida, lo más complicado era elegir el neumático. Hemos visto que en McLaren han arriesgado mucho con el blando, pero iban tan rápido en la recta que les daba igual. Aún nos falta un poco para luchar con ellos en la recta y poder adelantarles, pero el coche iba bien en curva".

[Más información: Verstappen reina en Imola; Carlos Sainz es quinto y Fernando Alonso suma su primer punto con Alpine]