Fernando Alonso volverá a subirse a un Renault de Fórmula 1. El asturiano ha recibido el visto bueno de la FIA para poder hacer los test destinados a pilotos jóvenes después del Gran Premio de Abu Dhabi. El piloto español correrá en esa pista con el RS20, el coche de esta temporada. Una gran noticia porque cuando empiece el 2021 solo podrá contar con día y medio de test para preparar la campaña de su regreso. El caso de Carlos Sainz Jr. está aún por resolverse.

Noticias relacionadas

Fin a las dudas sobre esta situación que estaba en el aire y por la que algunos pilotos y escuderías habían protestado. No todo el mundo estaba de acuerdo en que pilotos experimentados pudieran conducir en estas pruebas que están destinadas a los más jóvenes. Sebastian Buemi y Robert Kubica también estaban pendientes de esta circunstancia y, finalmente, tendrán permiso para hacer las pruebas. La polémica toca fin después de esta confirmación.

Alonso se subirá al coche de Daniel Ricciardo que ha conseguido dos podios en este curso para tratar de exprimir las últimas vueltas de este modelo que ha completado una temporada bastante decente. Además, servirá para que el español se adapte a las ruedas de Pirelli con un coche preparado para funcionar íntegramente con ellas, no como en los otros test en los que ha tenido que correr con coches de otras temporadas.

Ahora le llega el turno a Ferrari para pedir permiso. Los italianos estaban a la espera de qué decisión se tomaba con este caso para tratar de conseguir que Carlos Sainz Jr. pueda subirse al bólido rojo de Sebastian Vettel. El mismo piloto madrileño explicó que, si no le dejaban participar en estos test, llegaría bastante "verde" a la pretemporada. El objetivo parece más cerca; los aficionados a este deporte de este país podrán ver a los dos corredores nacionales en Abu Dhabi.

Experiencia necesaria

La adaptación de Fernando no es solo la puramente técnica de conducir un Fórmula 1, algo muy complicado y no al alcance de muchas manos, si no también implica un componente físico. Pilotar a altas velocidades requiere una exigencia física brutal, especialmente en zonas como el cuello, algo que Fernando ha perdido en parte durante estos años en los que subirse a un Fórmula 1 no era su rutina habitual domingo tras domingo

"Es difícil saber cuánto tiempo me llevará adaptarme. Supongo que un par de carreras. Los test serán limitados el año que viene y eso es un desafío para todos, pero más para mí. Apenas un día y medio de test de pretemporada por piloto y no se puede preparar así un campeonato. Intentaré generar automatismos en el simulador para ahorrar tiempo, pero es un nuevo equipo, nuevo volante, nuevos controles, llevará un poco de tiempo pero intentaré hacerlo rápido", se quejaba el asturiano en Sky Sports. No tendrá finalmente ese problema ya que contará con la experiencia de Abu Dhabi.

[Más información: Fernando Alonso sobre Abiteboul, jefe de Renault: "Está cansado de mí, ya ni me responde"]