La parrilla de la Fórmula 1 cambiará enormemente la próxima temporada. Si 2022 se presenta como el año clave que cambiará el campeonato tal y como se conoce hasta ahora, 2021 podría ser la temporada del gran terremoto en los asientos de la parrilla. Habrá muchos cambios, todos ellos de gran nivel, algo que podría marcar significativamente el devenir del nuevo curso. 

Noticias relacionadas

Salvo el equipo Mercedes, el resto de grandes escuderías podrían tener algún cambio importante en sus piezas. Muchos de ellos ya están confirmados, pero otros se encuentran todavía pendientes de una decisión que puede marcar de forma decisiva su futuro. 

La ficha más importante que entrará en la Fórmula 1 y que provocará el baile de todas las demás es, obviamente, la de Fernando Alonso. El piloto llegará al nuevo equipo de Alpine F1 para formar pareja junto con Esteban Ocon. Y ahí comenzará el efecto dominó.

Ricciardo y Fernando Alonso Reuters

El puesto que ocupa Fernando lo libera Ricciardo, que se marcha rumbo a McLaren. Su lugar en la escudería de Woking junto a Lando Norris será el que deje el otro piloto español de la parrilla, Carlos Sainz, que cumplirá su sueño de vestirse de rojo Ferrari. Y para que su llegada se haya formalizado ha sido necesario que Vettel se buscara un nuevo asiento, que será el de Aston Martin, los actuales Racing Point

Sin embargo, es en el equipo de Lawrence Stroll donde se para la rueda del 'Gran Circo'. El piloto alemán será el compañero de Lance, hijo del propietario de la escudería, dejando sin asiento para el próximo año a uno de los pilotos con mayor talento de la Fórmula 1 y a uno de los que mejor temporada está realizando, especialmente después de haber superado un periodo de ausencia por la Covid-19

Sergio 'Checo' Pérez no tiene hueco para la próxima temporada aunque parezca increíble. Habitual de los primeros puestos e inmerso todos los días en la lucha por el podio frente a coches más rápidos, el mexicano está fuera de la Fórmula 1. De momento, no cierra ninguna puerta, incluso la del año sabático, aunque su esperanza es que Red Bull le habrá la puerta. 

Salto a Red Bull

Sería un cambio trascendental en su carrera ya que pasaría de no tener equipo a mejorar su situación actual en un equipo más fuerte, con un coche más competitivo y junto a un piloto de la talla de Max Verstappen, llamado a pelear el Mundial con Lewis Hamilton. Sin embargo, la llegada de Pérez implicaría la salida de Alexander Albon, que últimamente está mejorando sus prestaciones y que todavía no ha recibido el "no" de los Milton Keynes

Sergio 'Checo' Pérez durante un gran premio de Fórmula 1 de esta temporada REUTERS

De momento, Chris Horner juega al despiste con la situación del mexicano y del tailandés y aplaza su decisión al final de la temporada. Además, la película podría dar un giro de guion inesperado si, finalmente, entra también en la ecuación Nico Hülkenberg, aunque el alemán tiene menos opciones en estos momentos.

Horner al habla

"Sergio Pérez está haciendo el mejor trabajo que puede para asegurarse de que siga siendo considerado por Red Bull. No se tomarán decisiones hasta después de la última carrera. Le estamos dando todas las oportunidades a Alex. Queremos que tenga éxito, creo que lo hemos tenido claro todo el tiempo, y días como el domingo ayudan, pero hay dos carreras más".

"Alex hizo una buena carrera. Sergio tuvo mala suerte, pero Alex se benefició de ello y eso es lo que necesitamos ver de Alex. Su recuperación después del viernes fue buena, clasificó cuarto y estuvo ahí para aprovechar la mala suerte de Sergio. Terminó en el podio, es nuestro primer podio doble desde Japón 2017 y es nuestro primer podio en Baréin desde 2013, así que creo que fue un buen día para Alex". De momento, Horner confía en Albon y le da dos carreras más para ganarse su continuidad, pero 'Checo' Pérez aprieta los dientes por detrás. 

[Más información: La parrilla de la F1 estalla contra la FIA por 2021, la temporada más polémica]