Puede ser la semana más importante de la vida de Mick Schumacher. El hijo del heptacampeón del mundo puede proclamarse campeón del mundo de Fórmula 2 este próximo fin de semana en la última carrera del campeonato en Shakir. Pero también podría recibir una de las mejores noticias de su trayectoria. Su contrato en la Fórmula 1 podría terminar de cerrarse en los próximos días, aunque su estreno podría incluso adelantarse a esta temporada.

Noticias relacionadas

Está centrado en su primer gran éxito. Tiene 11 puntos de ventaja sobre Calum Ilott, por lo que tiene todo a favor para conseguir ese ansiado trofeo que seguiría ampliando sus vitrinas tras ser campeón de la F3 Europea en 2018. No lo cerró este fin de semana donde tenía que salir con más de 49 puntos de ventaja sobre el piloto británico. Con 48 en juego en la pista con diferente configuración a la que se encontró en la última carrera, sería una auténtica catástrofe que no cierre su título.

Su temporada ha sido, hasta ahora, impecable a pesar de este último fin de semana en el que no ha tenido su mejor rendimiento. Ha firmado dos victorias, en Monza y en Sochi, solo ha dejado de puntuar en tres rondas de 22 pruebas. Así se ha consolidado como una referencia en la competición previa al paso a la Fórmula 1. Esta ronda que han ganado grandes campeones como Lewis Hamilton o Nico Rosberg en su anterior versión conocida como GP2, y otros que pretenden serlo como Charles Leclerc ya en su denominación de F2.

Mick Schumacher con un Ferrari en 2019 Hamad I Mohammed Reuters

Este año estaba destinado a subirse a un Alfa Romeo. Pero se chafó su estreno en un entrenamiento libre cuando estaba previsto que sucediera en el Gran Premio de Eifel de este año. La fuerte lluvia canceló la primera 'Free Practice' en la que tenía que rodar Schumacher. Esta iba a ser una importante prueba para prepararse para un momento que podría llegar en la última carrera de esta temporada. A Mick se le ha abierto la puerta de la Fórmula 1 antes de tiempo.

La puerta, abierta

El tremendo accidente de Romain Grosjean puede provocar su estreno en la Fórmula 1. Las imágenes que congelaron el corazón de todo el mundo que estaba este fin de semana en Bahrein podrían tener trascendencia en la carrera de Schumacher. Todos los pilotos se consternaron al ver al francés quedar encajado en ese guardarraíl y todos terminaron aplaudiendo la rápida acción que permitió al piloto salir rápidamente del monocasco y huir de esas llamas que copaban lo que quedaba de su Haas.

Aunque la recuperación de Grosjean va por buen camino, no estará en la segunda carrera en Shakir y, en principio, tampoco estará en Abu Dhabi por precaución. Por el momento, el sustituto para este próximo fin de semana en el mismo lugar donde sufrió ese tremendo golpe que hizo volver a nacer al francés será Pietro FittipaldiPero, para el último Gran Premio del año, Ferrari y Haas podrían decidir de mutuo acuerdo que se suba por primera vez a un Fórmula 1 para una carrera.

De hijo de leyenda a nieto de piloto estelar. Pietro es familiar de Emerson Fitipaldi, por lo que el brasileño tratará de aprovechar esta oportunidad que tendrá este próximo fin de semana. Ha corrido la NASCAR, la Fórmula 3, la IndyCar, el Campeonato del Mundo de Resistencia y el DTM. Desde 2014 está vinculado a la academia de pilotos de Ferrari y ha sido piloto de pruebas de Haas en las últimas dos temporadas. Una dilatada trayectoria.

Pero el nombre de Schumacher tiene una trascendencia mucho más acorde a la del 'Gran Circo'. La leyenda del hijo del heptacampeón del mundo puede empezar este fin de semana y poner la guinda a su 2020 en Abu Dhabi. Haas no ha confirmado que Pietro vaya a correr las dos carreras y esperará al resultado que obtenga Mick en esta oportunidad que tendrá para ser campeón de la F2. La escudería y el piloto prefieren estar centrados primero en este objetivo.

Además, no tendría ninguna traba que sí podía haber tenido de no haber sucedido la pandemia. Antes, eran necesarios 40 puntos en la súper licencia para poder pilotar un Fórmula 1 durante un Gran Premio. El cambio de las normas de puntos en la súper licencia de FIA que se produjo en octubre y que bajó hasta los 30 le permitiría correr. Da igual que gane o no el título, esa cantidad que necesita ya la tiene por sus resultados en el pasado.

Mick Schumacher pilotando el F2004 en Mugello EFE

No sería la primera vez que corre con un coche de Fórmula 1, aunque se perdiera ese debut en un Gran Premio de esta temporada. Son varias las temporadas que ha cogido un coche de este nivel en el circuito de Fiorano propiedad de Ferrari. Allí ha pilotado el SF90 en 2019 o, más recientemente, el SF71H que llevó Vettel la última temporada en la que le peleó el título a Hamilton. Fue en 2020 este último test, aunque también cogió el F2004 de su padre para el festejo de los 1.000 Grandes Premios de Ferrari en Fórmula 1.

La gran noticia

Aún siguen sin estar confirmados los pilotos de Haas para la próxima temporada y Mick sigue aspirando a ese puesto. De hecho, todas las informaciones apuntan a que serán el hijo del heptacampeón del mundo de Fórmula 1 y Nikita Mazepin los que ocuparán las dos plazas de Haas la próxima temporada. El ruso, de hecho, sí que está pendiente de su resultado en el Mundial ya que sí que necesita de esos puntos para su súper licencia. 

Ahora tendrán que decidir entre las dos partes si sería bueno para su futuro tener esta primera experiencia. Evidentemente, el hecho de tener un Gran Premio en su bagaje de cara a la próxima temporada sería positivo en el sentido de quitarse los nervios que supone correr una carrera. Aunque la ambición, el talento y la calidad en sus manos que va asociada a su apellido hacen de Mick Schumacher una gran ilusión para los aficionados a la Fórmula 1.

[Más información - La F1 rejuvenece en el año del regreso de Fernando Alonso: los asientos aún vacíos de cara a 2021]