La pretemporada 2019 de Fórmula 1 hizo soñar a McLaren con dar portazo, de una vez por todas, a los problemas que les han lastrado las últimas cuatro temporadas. La realidad en pista durante los Grandes Premios en MelbourneBahréin y China ha sido otra realmente diferente.

Es cierto que los de Woking han mejorado el ritmo de carrera y que el motor Renault ha sido lo suficientemente fiable como para pelear en pista, pero los resultados no llegan. Carlos Sainz ha acabado solo una de las tres carreras, y lo hizo en 14ª plaza lastrado por el accidente con Kvyat en la primera vuelta.

Los únicos puntos para la escudería británica los ha logrado Lando Norris, ocho puntos en Bahréin gracias a su sexta plaza. El novato de McLaren acabó 12º en Melbourne y repitió la suerte de su compañero en China teniendo que retirarse.

Carlos Sainz rompe su alerón delantero tras un toque con Max Verstappen

Alonsodependencia

Los pobres resultados de Sainz y Norris en los tres primeros Grandes Premios, a pesar de las buenas sensaciones que muestra el MCL34 desde su primera prueba en pista, hacen saltar las alarmas si se comparan con los resultados de la temporada pasada.

Alonso y Vandoorne no contaban con un coche competitivo y sufriendo el habitual infierno de pretemporada en los últimos años de McLaren. A pesar de todo, el asturiano acabó quinto en Australia y séptimo en Bahréin y China sumando un total de 22 puntos.

Por su parte, el belga fue noveno en la primera prueba del año, octavo en la segunda y decimotercero en la tercera sumando un total de seis puntos. De esta forma, los de Woking se fueron de China en 2018 con 28 puntos en la clasificación, 20 menos que este año.

McLaren marca este año el peor comienzo en comparación con la temporada pasada. Frente a sus 20 puntos de pérdida, Mercedes gana 45 puntos más y Alfa Romeo (Sauber) diez. Como consuelo, Ferrari tampoco puede estar muy contento con las tres primera citas del calendario 2019, la escudería italiana ha logrado once puntos menos este año. 

Por desgracia para McLaren, la temporada 2018 no acabó tan bien como arrancó, en buena medida debido a la falta de desarrollo del MCL33 y de los continuos problemas de fiabilidad. La esperanza ahora para los de Woking es que las tornas se giren también esta vez y a un mal año le preceda un buen final de temporada.

McLaren y la apuesta por la juventud

La decisión de Fernando Alonso de dejar McLaren al final de la temporada pasada para centrarse en el Mundial de Resistencia (WEC) y carreras como las 24 Horas de Daytona o las 500 Millas de Indianápolis dejaron huérfanos a los de Woking.

A pesar de que el asturiano no ha dejado del todo la escudería y, por ejemplo, tras el Gran Premio de Bahréin participó en los test al mando de uno de los dos monoplazas que el equipo puso en pista, es en las carreras cuando más le echan de menos.

Fernando Alonso, en Bahréin. Foto: Twitter (@alo_oficial)

Norris ha cumplido con lo que se podía esperar de él en las primeras pruebas del campeonato. Como rookie, esta temporada debe sumar puntos y medirse en función de los resultados de su máximo rival, su compañero de equipo.

Por su parte, Carlos Sainz ha dejado luces y sombras en los tres Grandes Premios hasta la fecha. Al piloto madrileño no le ha acompañado la suerte. En Australia fue un fallo en el motor Renault, en Bahréin un toque con Verstappen que, viendo como acabó la carrera y el ritmo que tuvo, pudo privarle de rozar un podium y en China un toque con Kvyat que acabó con sus opciones de luchar por ni siquiera los puntos en la primera vuelta.

La parte positiva del arranque de Sainz es que cuando la mala suerte ha mirado para otro lado el piloto español ha sido competitivo. El madrileño sabe lo que es competir en Fórmula 1. La temporada 2019 es su quinto año es el Gran Circo y su cuarto puesto en Singapur 2017 o su quinto en Azerbaiyán 2018 demuestran el talento que tiene, es mismo talento que McLaren decidió poner al frente de su nuevo proyecto para devolver a la firma británica a sus mejores tiempos.

[Más información - Fernando Alonso: "Hasta julio no pensaré en mi futuro"]