La muerte de Diego Armando Maradona sigue envuelta en una oscura polémica. Las autoridades y las fuerzas del orden se encuentran investigando cómo se produjo la muerte del '10' y cómo se vivieron los últimos días del astro argentino sobre los que hay muchas dudas respecto al trato y a los cuidados que recibió. 

Noticias relacionadas

En estos momentos, la enfermera de Maradona se encuentra imputada por su muerte y los médicos encargados de su cuidado tras su operación por un hematoma subdural en la cabeza también están siendo investigados al detalle. Todas las miradas se han centrado desde su muerte en el médico encargado de sus cuidados, Leopoldo Luque, sobre el que pesan muchas sospechas

En las últimas horas han acudido a declarar miembros del cuerpo médico encargados de la salud de Diego Armando Maradona, pero también algunas de sus hijas cuyo testimonio puede ser muy importante, ya que deberán indicar cómo vieron y cómo encontraron a su padre en esos días y semanas previas al fatal desenlace producido en aquella casa de Tigre. La residencia en la que Diego pasó sus últimas horas también fue criticada al encontrarse en unas condiciones realmente deprimentes, algo que sin duda no sumó en su recuperación. 

La casa en la que Diego Maradona murió

Las hijas del '10' han prestado su declaración en Buenos Aires para transmitir su versión de los hechos de los últimos días de vida de Maradona, los cuales están siendo investigados por las autoridades pertinentes. Las sospechas de que Maradona pudiera haber pasado sus últimos días bajo los efectos del alcohol y las drogas ganan cada vez más importancia y más posibilidades de ser reales. 

Una de las principales dudas que se están investigando también es, en caso de que así fuera, si fue el propio Diego quien quiso permanecer en este estado o si fueron las personas de su entorno y de su cuerpo médico quienes le incitaron al consumo aprovechándose de su nula capacidad para establecer su voluntad y así poder tenerle totalmente controlado y anestesiado. 

Habla Rodolfo Baqué

El último en intervenir en el caso, y que también ha apuntado hacia el ya famoso médico Leopoldo Luque, ha sido el abogado de la enfermera imputada en la investigación. Rodolfo Baqué ha aportado información sobre los testimonios de las hijas de Maradona y sobre el de su defendida, y vuelve a poner en el foco la posibilidad de que Diego permaneciera durante esos días bajo los efectos de la marihuana y del alcohol, anulando por completo su voluntad y su independencia y debilitándolo aún más, haciéndolo más vulnerable si cabe. 

Rodolfo Baqué, abogado de la enfermera imputada en el caso Maradona

"Decían que el equipo era comandado por Luque y que la clínica Olivos le propuso ir a un centro asistencial, aunque se encontró con la oposición férrea del propio Luque. A Jana la llevaron cuando ya estaba alquilada. Hablaron también de situaciones de alcohol y drogas. Es una declaración muy jugosa para comprender los últimos días de Maradona. Han visto a Diego fumando un cigarrillo de marihuana y por supuesto con alcohol. Jana manifestó que había visto a su padre ebrio y creía que Luque también lo había visto en ese estado en alguna ocasión". Así era el duro testimonio revelado por el abogado de la enfermera imputada, Rodolfo Baqué, en un caso que parece no tener fin. 

[Más información: Maradona y una fortuna escondida: "Tiene 100 millones de dólares y nadie sabe dónde están"]