El pasado 25 de noviembre moría Diego Armando Maradona. Han pasado ya más desde 70 días desde que uno de los mayores mitos de la historia del deporte falleciera a causa de un paro cardiorrespiratorio. Desde entonces, como ya ocurría con El Diez en vida, no se ha dejado de hablar de él ni un solo día. Hay varios frentes abiertos y muchos de ellos tienen que ver con Leopoldo Luque, quien era su médico durante sus últimos meses.

Noticias relacionadas

La pérdida de una figura tan emblemática como Maradona no podía ser fácil por la vida que llevó y lo que deja. Siempre ha estado rodeado por la polémica y lo sigue estando en aspectos como su herencia o su propia muerte. ¿Se pudo hacer más por salvar a Maradona? ¿Hubo negligencia? Son preguntas que cada vez se repiten más al hablar de su caso y que tienen a Luque en el centro de la diana.

Leopoldo Luque tiene 38 años y se trata de neurocirujano especialista en cirugía cerebral y de columna. El inicio de su relación con Maradona data de 2017 por los problemas de Diego para conciliar el sueño y descansar. El propio Luque explicó que otro especialista le recomendó a él y a su socio y, a partir de entonces, comenzó su relación que se estrechó cuando Maradona volvió a Buenos Aires para dirigir a Gimnasia.

Su 'tordo', como le llamaba cariñosamente Maradona, hizo que El Pelusa bajara 11 kilos durante la cuarentena, gracias a una dieta saludable y realizando ejercicios de movilidad para su rodilla derecha, operada en 2019. Pero Luque se hizo conocido a raíz del último ingreso hospitalario de Maradona, debido a un cuadro depresivo y por anemia aunque más tarde se le detectó un hematoma subdural del que le operó el propio Luque.

Hasta ahí todo parece normal. Luque supervisó al equipo médico que cuidó de Maradona tras recibir el alta hospitalaria y acomodarse en la casa donde, finalmente, moriría. "Siento un profundo pesar. Estamos todos muy dolidos por esta pérdida, que es mundial, de una persona invaluable. Nada más para decir", decía Luque de forma escueta en el velatorio de Maradona en la Casa Rosada. Con los días llegó el terremoto.

Inicio de las sospechas

La familia de Maradona fue la que puso la sospecha sobre el doctor Luque. Dalma, Gianinna y Jana, las hijas mayores de Diego, empezaron a pensar desde bien pronto que su padre no murió por causas naturales y atribuyeron a Luque la responsabilidad de la muerte de Maradona, quien falleció sin disponer una ambulancia con desfibrilador y con una enfermera que no revisó el estado del Diez durante la mañana de su fallecimiento.

Luque fue quien ordenó el alta hospitalaria de Maradona ocho días antes de su muerte. Tras fallecer, varias piezas del rompecabezas le han acabado señalando y es investigado. Primero fue que a la enfermera que velaba a Maradona esa mañana le hicieron firmar un reporte falso, en el que constaba que aquella mañana trató de controlar a Maradona cuando no fue así. Luego fue una firma de Maradona falsificada por Luque para solicitar su historia clínica a un sanatorio privado.

Leopoldo Luque, médico de Maradona, roto al hablar de Diego EFE

Los audios

Lo más grave, sin embargo, ha sido filtrado en los últimos días y son los audios que comprometen a Luque y que demuestran que su cariño hacia Maradona no era como el que este le mostraba por sus redes sociales. Son varios audios que han salido a la luz gracias al portal Infobae y en los que se escucha decir a Luque cosas como "se va a cagar muriendo el gordo" o "avísame si están enojados con nosotros", en referencia a la familia directa de Diego.

En los últimos audios se desvelan algunas de las prácticas negligentes del equipo médico al cargo de Maradona, con Luque a la cabeza. Habla el neurocirujano de 'Charly', uno de los enfermeros, que dio a Diego marihuana y cerveza para tranquilizarle mientras colaba una mujer en la casa. Se trataba de una práctica habitual, siendo una costumbre que Maradona, en su estado, fumara y bebiera.

Luque y Morla

Hay una parte de los audios de Luque reveladora: "Si hay una autopsia, salta eso", decía sobre la marihuana antes de que Maradona muriese. ¿Ya creía en el desenlace fatal del astro argentino? Las filtraciones le dejan en mal lugar y han provocado aún más el estallido de la familia de Diego. Dalma pedía que encierren a Luque y Gianinna ha pedido investigar si el médico tenía relación con Matías Morla, abogado de Diego y enemigo de la familia Maradona por los líos económicos a raíz de la herencia.

Luque tiene antecedentes con la Justicia, ya que en 2011 fue detenido cuatro meses tras ser imputado por la muerte de un vecino en una pelea callejera. Él acabó siendo absuelto, pero su hermano y su cuñado debieron cumplir ocho años de condena. Gianinna se pregunta si Morla tuvo algo que ver con absolución del médico, que ahora es el principal sospechoso de la muerte de Maradona.

Para el siguiente capítulo de esta historia no habrá que esperar mucho. La próxima semana, los fiscales encargados de la investigación de su muerte se reunirán para determinar posibles imputaciones y Luque está en todas las quinielas. La posible negligencia coge fuerza y las sospechas sobre que hubo una trama detrás de la muerte de Maradona van cada vez a más.

[Más información: Los tesoros de Maradona, a subasta: esta es la herencia envenenada del 'Pelusa']