Los nombres de Jorge Mendes y del Oporto aparecen en las listas de una macro-redada que ha puesto en marcha la Fiscalía y la Agencia Tributaria de Portugal, según informan varios medios portugueses. También estarían involucrados clubes como el Benfica, el Sporting de Portugal, el Sporting de Braga, el Vitoria de Guimarães, el Marítimo, el Estoril y el Portimonense.

Noticias relacionadas

Según informa la revista portuguesa Sabado, unas revelaciones de Football Leaks han llevado a que se estén investigando a clubes, corporaciones deportivas, administradores, jugadores, entrenadores, directores deportivos, agentes y abogados y se hayan registrado los domicilios, entre otros de Pinto da Costa, presidente del Oporto, y las oficinas de la empresa matriz que dirige el famoso representante, Gestifute, por supuesto fraude fiscal.

La investigación también ha llevado a que se hayan registrado las casas de los jugadores del Oporto entre la que se encuentra la de Iker Casillas. También se han registrado las casas de Jackson Martínez, Maxi Pereira o Danilo.

Los contratos, bajo sospecha

Este delito, que se cifra en "varios millones de euros" se habría encontrado supuestamente en operaciones de derechos de jugadores y contratos que "se hinchaban" a través de documentos falsificados, a su vez, defraudando el pago de impuestos y a la Seguridad Social.

La investigación de los casos está siendo llevada a cabo por un equipo especial de fiscales del Departamento Central de Investigación y Acción Penal y el Departamento de Investigación de Fraudes y Acciones Especiales de la Policía Judicial de Portugal.

[Más información: Jorge Mendes: "Si Cristiano hubiera jugado en el Real Madrid, habría ganado el Balón de Oro"]