El Barcelona Femenino ha hecho historia en esta temporada 2020/2021. Copa de la Reina, Primera Iberdrola y Women's Champions League. El fútbol femenino se ha teñido de blaugrana tanto en España como en Europa con el triplete culé, sí; pero no todo han sido luces y celebraciones en Can Barça.

Noticias relacionadas

El paraíso azulgrana no lo es tanto. O al menos eso es lo que se ha dado a conocer en las últimas horas. A lo largo de todo el fin de semana se ha venido hablando de una auténtica guerra entre el cuerpo técnico y el vestuario del Barcelona. Aunque algo ya se venía formando y creciendo desde que se supo que Vicky Losada, toda una institución en el Barça, abandona el club este verano.

"Este año ha sido duro para mí y no me he sentido valorada ni he contado con la confianza del entrenador. Estoy en un momento de forma muy bueno, siento que aún puedo jugar muchos años y quiero ser feliz. Estoy estudiando mi situación y mi futuro", decía la jugadora de Tarrasa en una entrevista para el medio británico FourFourTwo.

Alexia Putellas y Vicky Losada, con el trofeo de la Copa de la Reina 2020/2021 EFE

Los problemas no vienen de tan lejos, pero tampoco es una bomba que haya estallado porque sí este fin de semana. Ya antes de conquistar la Champions en Gotemburgo ante el Chelsea, comenzó a deslizarse que existían importantes desavenencias en el grupo. Las victorias, la racha inmaculada del conjunto azulgrana hasta entonces solapaban cualquier crisis, pero esta estaba ahí.

Brecha con Cortés

Fue el diario Sport el que reveló que la plantilla del Barcelona Femenino había lanzado una petición para que se produjese un cambio en el banquillo para la temporada 2021/2022. Esto lo trasladó Xavier Puig, el responsable del fútbol femenino en Can Barça, a la Junta Directiva del club, noticia que fue una sorpresa para todos.

Las jugadoras azulgranas creen que se ha producido un desgaste. Dos años y medio trabajando al máximo, pero la alta intensidad ha provocado que la convivencia se haya visto afectada. El objetivo de la plantilla no es otro que el de empezar de cero para no acusar ese mencionado desgaste y poder seguir ganando.

El Barça Femenino, campeón de la Women's Champions League 2020/2021 Reuters

El Barça, por su parte, ya se había comprometido con Lluís Cortés en prolongar su contrato después del éxito cosechado en la Women's Champions League. Y mientras esperaban arreglar el terremoto de puertas para dentro, la noticia de la brecha entre plantilla y staff cayó como una bomba.

Desde el club actuaron con rapidez y fuentes de este indicaron a Mundo Deportivo que, en ningún caso, las jugadoras habían pedido la destitución de Lluís Cortés como entrenador azulgrana. Pero que estas sí que habían trasladado la situación por la que atraviesa el vestuario, con el mencionado desgaste en el día a día. El propio Barça comenzó así a trabajar en una solución para que su proyecto campeón no hiciese aguas.

¿Asunto arreglado?

Después de todo esto, importantes figuras de una y otra parte han hablado públicamente. Lluís Cortés ha reconocido que "es normal que en un equipo con tanta exigencia competitiva y carga emocional aparezcan conflictos y momentos de más tensión". Mientras, Vicky Losada destacaba que "ha sido un año muy complicado con la Covid" y apuntaba que "la gente que trabaja en la élite sabe que la tensión emocional y la concentración es muy dura".

Lluís Cortés, entrenador del FC Barcelona Femenino, durante el choque frente al Real Madrid Femenino EFE

La capitana, al mismo tiempo, ha querido poner fuera de toda duda el compromiso del vestuario: "El equipo siempre ha respetado las jerarquías del club y el trabajo del staff. Somos un grupo humano muy bueno". Mensaje que también ha querido hacer suyo el técnico, a su manera: "Hay que tener en cuenta todas las partes implicadas en este proceso. Es importante escuchar a las jugadoras y también al staff".

Por el momento, parece que el incendio ha sido sofocado y que Cortés continuará a los mandos el próximo curso: "La idea es seguir trabajando para cambiar cosas, que es evidente que se debe hacer, pero hacerlo juntas, como el equipo y la familia que hemos sido hasta ahora".

Aunque en la Ciudad Condal ya se habla de una opción intermedia que satisfaga a todas las partes. Esta pasaría por incluir en el cuerpo técnico a un entrenador o entrenadora que pueda servir de nexo entre Lluís Cortés y las futbolistas, y que ese desgaste no pase más factura.

[Más información - El Barcelona Femenino, campeón de la Copa de la Reina Iberdrola: gana al Levante y logra el triplete]