El Consejo Superior de Deportes acaba de hacer este 15 de junio un día histórico para el fútbol español. La primera división de fútbol femenino ya es considerada como profesional para el gobierno español. La propuesta se ha aprobado en la reunión extraordinaria de la Comisión Directiva de forma unánime, con votos a favor de los delegados que estaban presentes presencialmente y 'online'. Las jugadoras han dado un paso adelante con este gesto que ha sido publicado en las redes sociales del CSD.

Noticias relacionadas

En el punto diez de la reunión se ha aprobado esta directriz que lleva más de un año en ciernes. Tal y como explicó EL ESPAÑOL, en las reuniones entre el Consejo y las asociaciones del fútbol femenino se reconoció la necesidad de convertir en profesional la liga femenina el verano pasado, haciendo incluso hincapié en una presión social para igualar las competiciones masculinas y femeninas. Irene Lozano dejó en el horno la idea para que, ahora, José Manuel Franco, haya puesto su firma.

"Hoy saldamos una deuda histórica con las mujeres futbolistas, con las mujeres deportistas y con las mujeres en general que han sufrido una discriminación histórica únicamente por su género. Hacemos justicia y cumplimos con nuestros compromisos. El Gobierno de España cumple. La igualdad es un objetivo prioritario. La profesionalización del fútbol femenino que hemos aprobado hoy en el Consejo Superior de Deportes abrirá la puerta a nuevas y futuras profesionalizaciones en otros deportes. Habrá un antes y un después", comentó el Secretario de Estado para el Deporte en unas declaraciones que compartió a través de sus redes sociales.

Esta decisión llega el año en el que el Barça ha conseguido su primer triplete, un éxito significativo que confirma que cuando se apuesta firmemente por la sección, los resultados llegan. La Liga Ellas, el nombre que le puso la anterior presidenta del Consejo Superior de Deportes, será un nuevo paso, pero tendrá que tener una gestión deportiva a la altura de la calidad de los equipos y que no sea un simple gesto político.

Eso sí, el cambio no será radical. En la 2021/2022, todas las competiciones que dependan de la Federación, es decir, la Primera Iberdrola y la Copa de la Reina, seguirán como estaban. Así lo anunció Luis Rubiales en la última Asamblea General de la RFEF: "El año que viene las competiciones van a seguir exactamente igual. Eso es lo que nos ha transmitido el Gobierno, que hay un año de impasse para trabajar en ello. Una cosa es constituir una liga y otra crear la competición que lleva más tiempo".

[Más información: La Liga Ellas de fútbol, una realidad que se resiste: el camino hacia el histórico 15-J y lo que quedará]