El FC Barcelona Femenino ha realizado una temporada histórica. Después de levantar el título de liga sin haber cedido ni un solo punto y con unos registros goleadores nunca antes vistos, consiguieron proclamarse por primera vez en su historia campeonas de la Champions League tras golear al Chelsea en la gran final por 0-4. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, lo que ha sido un éxito sin precedentes en lo deportivo, va a ser una mera anécdota en lo económico, ya que las ganancias obtenidas han demostrado una vez más desigualdades que genera un estamento como la UEFA y la falta de inversión que hay todavía en el fútbol femenino. 

El premio que se ha embolsado la sección femenina del Barça ha sido irrisorio comparado con el que reciben los campeones masculinos de la competición. El FC Barcelona Femenino ha obtenido una ganancia de 460.000 euros por ser el mejor equipo de la Liga de Campeones de la UEFA

Piña de las jugadoras del Barcelona Femenino para celebrar un gol en la final de la Women's Champions League EFE

Sin embargo, si nos paramos a pensar en el premio que va a recibir el campeón de la Champions que saldrá de la final que disputarán el Manchester City y el Chelsea, estará por encima de los 80 millones de euros. Ya en el año 2019, el Liverpool se llevó un total de 82,4 millones. Una auténtica barbaridad comparado con el irrisorio premio que le queda al fútbol femenino. 

Mejoras en el futuro

El plan de la UEFA espera mejorar los premios para los equipos femeninos de cara al próximo curso cuando se ponga en marcha un nuevo formato de la competición con una fase de grupos previa y de la cual saldrán los equipos encargados de disputar ya los cuartos de final. Sin embargo, a pesar de este incremento, seguirán estando a años luz.

Aún así, comparado con lo actual, la mejora será sustancial. Solo por participar ya recibirán 400.000 euros, que es casi lo que ahora se embolsa el campeón. El ganador de la edición podría recibir cerca del millón y medio de euros, tres veces más de lo que ahora se entrega al mejor equipo de Europa. De esta forma, se pasarán a repartir unos 24 millones de euros que llegarán procedentes, en gran medida, de unificación de los derechos televisivos y los patrocinios. Aún así, la suma de los ingresos de todos los equipos será menor a la tercera parte de lo que gana el campeón masculino.

Las jugadoras del Barcelona Femenino celebran un gol en la final de la Women's Champions League EFE

No obstante, este incremento permitirá a muchos equipos, entre ellos el Barça, poder aumentar su presupuesto de cara a la próxima temporada competir contra los gigantes económicos del balompié femenino. Alguno como el Olympique de Lyon, ganador de las últimas cinco ediciones de la máxima competición continental, dobla al Barça y supera los 10 millones.

Con este crecimiento se buscará también poder incrementar el salario de las jugadoras, muy por debajo del de los futbolistas de primer nivel, y paliar también las pérdidas que han tenido los clubes a raíz de la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19. En el conjunto azulgrana se espera que puedan ascender a cerca de 1.200.000 euros. 

[Más información: El triunfo del Barça en la Women's Champions League y qué supone para el fútbol femenino español]