'Nunca dejes de creer', reza uno de los ilustres lemas del Atlético de Madrid. Y bien podía titularse así también la película de un domingo por la tarde en la que el equipo de Simeone a punto estuvo de volver a ser 'El Pupas', pero que terminó con final feliz para los rojiblancos gracias a un gol de Luis Suárez en el minuto 88. 

Noticias relacionadas

El Atlético pudo golear a Osasuna en la primera mitad, pero no pudo con Sergio Herrera y Budimir quiso vestirse de Tamudo para cambiar el color de una Liga que antes casi parecía decidida. Sin embargo, Lodi y Luis Suárez completaron la remontada (2-1) para visitar Valladolid dependiendo de sí mismo la última jornada.

Tendrá que sufrir el Atleti hasta el último segundo si quiere ganar esta Liga porque el Real Madrid siempre lucha 'hasta el final'. Un gol de Nacho dio el triunfo al conjunto de Zidane (0-1) en San Mamés e incluso un liderato efímero durante unos 20 minutos. Honor para un equipo blanco que volvió a sobreponerse a un mal arbitraje, con dos penaltis a favor no pitados, y al ruido de alrededor en torno a la más que posible marcha de Zidane cuando termine la temporada. 

Quien no se va, pero que tiene muchas papeletas para ser destituido, es Ronald Koeman. El Barcelona se despidió de La Liga con una derrota ante el Celta (1-2). Un nuevo traspié en un momento decisivo de la campaña que no hace más que poner el foco sobre la labor del técnico holandés en los partidos claves de esta temporada. 

La penúltima jornada cumplió con los pronósticos y fue cardiaca. Con un Real Madrid que llegó a ser líder, con un Barça que se metió en la pelea y terminó noqueado y, sobre todo, con un Atlético que sufrió mal de altura y que tuvo que remontar para no ceder su posición de privilegio antes de la traca final del próximo domingo. 

Dentro de siete días, a las 18:00, el Valladolid - Atlético y el Real Madrid - Villarreal dictarán sentencia. Tanto el conjunto pucelano como el castellonense se juegan mucho y no serán meras comparsas. El Valladolid tendrá un partido a vida o muerte por la permanencia y el submarino amarillo no podrá pensar en la final de la Europa League, en la que se medirá al Manchester United, ya se está jugando la quinta plaza con Real Sociedad y Betis

Una montaña rusa

El Atlético comenzó metiendo a Osasuna en su área y acumulando una ocasión tras otra, pero Luis Suárez una vez se encontró con Sergio Herrera y otra con el palo. Parecía imposible, pero el equipo de Simeone no lograba marcar el tanto que amarrara el liderato. 

Sí marcó Messi ante el Celta para poner por delante al Barcelona en busca del milagro en La Liga. Mientras, el Real Madrid sufría con la cruzada arbitral contra el conjunto blanco de cada fin de semana. Esta vez fue Mateu Lahoz el que no señaló un claro penalti por mano de Morcillo tras un centro de Odriozola y que, minutos después, tampoco vio una pena máxima de Yeray a Benzema. Un dos en uno para desquicio del equipo de Zidane. 

Osasuna continuaba aguantando al Atlético, gracias también a que Saúl se encontró con el palo, y Santi Mina empató para el Celta en el Camp Nou. Los tres equipos que luchaban por La Liga llegaron así con empate en el marcador al descanso y con todo por decidir en 45 minutos que prometían ser infartantes. 

Los minutos pasaron y los marcadores no se movieron. El Real Madrid buscaba un gol que le diera el liderato y a punto estuvo de lograrlo en una clara de ocasión de Modric. Para añadir más emoción, Savic marcó para el Atlético aunque lo hizo en fuera de juego y acabó siendo anulado el gol por el VAR.

Casi al mismo tiempo, Casemiro estrelló un cabezazo en el larguero que pudo cambiar la clasificación de La Liga. El Barcelona, por su parte, no podía con el Celta y se estaba despidiendo así de sus opciones al título. 

Del Madrid líder...

La ansiedad creció en el Wanda Metropolitano con un nuevo gol anulado por fuera de juego, esta vez a Carrasco. El Atlético estaba nervioso y más se puso tras el gol de Nacho en San Mamés que dio el liderato al Real Madrid a falta de una jornada. Centro de Casemiro y el internacional español que remata con la espinilla para poner La Liga patas arriba. Benzema estaba en fuera de juego, pero ni obstaculizó a Unai Simón ni tocó la pelota dando así validez a la jugada. 

El más difícil todavía para el Atlético llegó con un gol de Budimir en la primera oportunidad de Osasuna. Oblak sacó claramente la pelota de dentro y el VAR dio validez a un gol que pudo pasar a la historia de La Liga. Del 'Tamudazo' al 'Budimirazo' 14 años después. Lo que pudo ser y no fue. 

La Liga estaba al rojo vivo y Lodi echó más leña al fuego. El Atlético empató (1-1) y tenía algo más de diez minutos con el descuento para encontrar un gol que le volviera a dar el primer puesto de la clasificación. El Real Madrid, por su parte, intentaba defenderse de las acometidas del Athletic, ya que un tanto podía cambiarlo todo. 

... al gol de Suárez

Y así sucedió en el minuto 88 del encuentro del Wanda Metropolitano. Luis Suárez marcó un gol agónico para devolver el liderato a los rojiblancos cuando más sufría el equipo de Simeone. Un tanto que puede valer un título. Ganando al Valladolid en la última jornada, que se estará jugando la salvación, el Atlético será campeón. 

El Real Madrid cumplió su parte y rozó la gesta, pero tendrá que ganar al Villarreal y esperar un pinchazo de su vecino y eterno rival en el Nuevo Zorrilla. El que sí se despidió esta jornada de La Liga fue el Barcelona de Koeman, que terminó desquiciado, con uno menos por expulsión de Lenglet y perdiendo 1-2 ante el Celta gracias a un nuevo gol de Santi Mina. 

[Más información - Eibar, primer descendido: Valladolid, Elche y Huesca se juegan el todo o nada en la última jornada]