El Manchester City ya es nuevo campeón de la Premier League con varias jornadas por delante para la conclusión de la temporada. El conjunto entrenado por Pep Guardiola, líder indiscutible de la tabla, se proclamó ganador del título tras la derrota del eterno rival, el Manchester United, ante el Leicester. El equipo de Solskjaer, segundo clasificado, hizo un favor a sus vecinos.

Noticias relacionadas

El combinado del Etihad confirmó su título matemático al quedarse con 80 puntos a falta de tres jornadas para finalizar la temporada doméstica. El Manchester United, que podía seguir apretando la tabla, acabó cediendo ante el Leicester por un 1-2 y se quedó con 70 en su casillero particular en esta jornada 35. Un resultado que han celebrado en el vestuario de un City que, sin jugar, ha podido cerrar su primer puesto.

Los chicos de Solskjaer comenzaron perdiendo y, pese a conseguir meterse en el partido con un empate en la primera mitad, volvieron a quedarse por detrás con un tanto de Soyunçu. El Leicester se llevó el triunfo de Old Trafford y envió el título de la Premier League hacia las vitrinas del City.

Tras este último título, Guardiola acumula tres trofeos de la Premier League, así como cuatro Copas, una FA Cup y dos Community Shield desde que llegara al conjunto inglés en 2016, aunque ya en 2012 se había intentado su incorporación. El de Santpedor celebra de esta manera su renovación hasta 2023 y con el objetivo de que el premio gordo esté aún está por llegar.

Opción de doblete

El Manchester City de Pep Guardiola tiene por delante una temporada que puede marcar un antes y un después tras años de inversión. El conjunto inglés, más allá de ganar una Premier League que en los últimos años se estaba dando bien, opta tras mucho tiempo a una Champions League y como gran favorito. El conjunto de Guardiola ya se cargó el año pasado al Real Madrid, pero acabó despidiéndose ante el Olympique de Lyon contra todo pronóstico.

Algo que no ha ocurrido esta temporada, donde además han eliminado a otro favorito al título continental como era el PSG. El cuadro de Mánchester desconectó por completo a estrellas como Neymar y Mbappé, y acabó llevándose con claridad una eliminatoria que tenía todo el atractivo. En la final se las verán con un Chelsea que, curiosamente, ya aplazó el alirón de la Premier el fin de semana. 

En caso de ganar, Pep Guardiola puede recuperar el sabor de ganar una Champions League y firmar uno de sus mejores años desde que saliera del FC Barcelona. Y es que, cabe recordar, desde que abandonó el conjunto catalán no ha podido repetir título a nivel continental. Esta temporada, en la final más inglesa, tiene la oportunidad.

[Más información - Cavani renueva un año más con el Manchester United: "Podemos lograr cosas especiales"]