Bono ya es por méritos propios el gran héroe del Sevilla y el hombre más buscado en toda Andalucía. El portero del equipo hispalense ha salvado un punto muy importante para los de Nervión gracias a un gol en el último minuto, cuando el Real Valladolid ya celebraba una victoria clave en su lucha por la salvación. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, en la última jugada del partido, fuera del tiempo añadido y en una acción realmente extraña, llena de rechaces y de rebotes, Bono ha aparecido para cazar el balón y mandarla al fondo de la red cuando ya no quedaba tiempo para más. Las caras de sus compañeros lo decían todo. 

El gol del portero del Sevilla ha sido además la imagen más surrealista de la jornada, ya que el tanto se ha producido en una jugada de lo más extraña, con varios balones sobrevolando el área del Valladolid, con un balón de Óscar que se estrella en el palo a pesar de ir rodando mansamente sobre la línea y con un peligroso pase atrás de En-Nesyri que ha sido al final aprovechado por el portero. 

El Sevilla celebra el gol de Bono contra el Valladolid EFE

El guardameta del Sevilla, tras conectar su zurdazo imparable, se quitaba la camiseta y se volvía loco, sin saber muy como celebrar el tanto, algo que ha reconocido después del partido en los micrófonos de Movistar+. El portero que había subido a la desesperada, había estado unos segundos antes a punto de salirse corriendo del área cuando creía que la jugada ya había muerto. Sin embargo, aguantó y la clavó. 

Tras el choque se ha mostrado muy feliz por poder contribuir al equipo en una faceta tan extraña para él, aunque ha valido un punto y para evitar una nueva derrota de los de Julen Lopetegui que explotaban de euforia tras ver que en el minuto 94 habían conseguido el tanto que llevaban muchos minutos buscando. 

"Es increíble, es difícil describirlo y no sabía cómo festejarlo. Haces tu trabajo en la portería y es muy extraño verte ahí". No acertaba a decir mucho más un Bono que reconocía que este era el primer gol de toda su carrera deportiva, y que seguramente será el único. 

Bono ha recordado también una situación muy parecida que había vivido con anterioridad, pero en la que no tuvo tanta suerte, y gracias a la cual hoy se ha animado a subir a rematar: "Hace dos años con el Girona, cuando descendimos, en un córner la rocé con la cabeza y hoy me vino el recuerdo, miro al míster y me dijo que subiera, me cayó y bueno, agradecido".

Los jugadores del Valladolid corren frente a Bono EFE

El análisis de Bono

Una vez superada la euforia, Bono se mostró orgulloso del trabajo del equipo que no se rindió a pesar del marcador adverso: "Fue un partido complicado, mucho viento, un contexto complicado que no nos dejaba hacer nuestro fútbol, pero también el Valladolid trabaja bien y todos los partidos con ellos fueron muy apretados desde el año pasado. El penalti nos perjudica un poco, nos hunde un poquito, pero reaccionamos bien en el segundo tiempo, seguimos insistiendo y llegó el gol".

Por último, Bono, héroe inesperado del Sevilla, se marcha contento con el punto y espera que esta inyección de moral sirva para recuperar la buena línea perdida desde la eliminación en Copa: "Volvemos a la línea de trabajo y crecimiento que hemos perdido en los últimos tiempos por muchas circunstancias. No hicimos un mal partido y es un punto que nos viene bien".

[Más información: Milagro de Bono en Pucela: el portero del Sevilla marca en el 93 para empatar ante el Valladolid]