El Tottenham se impuso en el partido de ida al Wolfsberg por 1-4. Este jueves se celebra el partido de vuelta y por este motivo ha comparecido ante los medios de comunicación un discutido José Mourinho. El portugués cogió al equipo después de la destitución de Mauricio Pochettino y ahora se habla de su propio despido.

Noticias relacionadas

Se ha comenzado a especular con la continuidad de Mourinho en el banquillo de los spurs, colocándose a Nagelsmann como el principal candidato del club de Londres para hacerse con las riendas del vestuario si acaban destituyendo, finalmente, a The Special One.

Lejos de rumores, el ex de Real Madrid o Inter de Milán ha asegurado que acabará entrando en la historia del Tottenham por "buenas razones" y no por malas. "Me encuentro con mucha confianza y creo que vamos a mejorar. Creo que entraré en la historia del Tottenham por buenas razones y no por las malas", ha afirmado el luso en rueda de prensa.

Mourinho protesta una decisión en la banda EFE

La victoria en la Europa League no se ha reproducido en buenos resultados en la Premier, en la que los londinenses se encuentran en novena posición y acumulan dos derrotas consecutivas. "Me gustaría saber qué entrenador al final de su carrera puede decir que todo ha sido un camino de rosas y que no ha tenido ni un día gris u oscuro en su carrera", ha explicado Mou.

"A no ser que haya sido alguien que ha estado siempre en clubes dominantes, entonces es más difícil tener momentos difíciles", ha añadido el actual entrenador del Tottenham, que a lo largo de su carrera ha tenido bajones y subidones en los distintos clubes a los que ha dirigido. Pero eso sí, siempre dejando huella a su paso.

Reto aceptado

Mourinho acepta el desafío de entrar en la historia del Tottenham: "Es un reto. Siempre he sentido que trabajo para el club, para los jugadores y para los aficionados. Que esté trabajando duro y que no esté consiguiendo resultados me duele".

Además, antes de finalizar, José Mourinho ha asegurado que está listo para superar este mal momento y todo gracias a que en la actualidad controla mejor sus emociones: "Gracias a Dios no soy el entrenador que solía ser. No estaría tan tranquilo, con tanta confianza y controlando mis emociones, porque durante mi carrera he tenido problemas con ello. No en cuanto a resultados, porque no he tenido malas rachas".

[Más información - Las imágenes del mundo del deporte: Mourinho cuenta el gran secreto de su relación con Guardiola]