Filipe Luis fue, durante mucho tiempo, uno de los mejores laterales izquierdos de la liga española y del fútbol mundial. En el Atlético de Madrid alcanzó unas cotas de rendimiento inimaginables, incluso por encima de sus mejores expectativas. Fue junto al 'Cholo' Simeone con quien mejor nivel mostró, el técnico que más supo potenciar sus virtudes. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, el lateral brasileño reconoce que no es fácil tratar con un entrenador tan exigente como el argentino y además le conocía tan bien. El que fuera jugador del Deportivo de La Coruña o Chelsea e incluso pasara por la cantera del Real Madrid, se abre en una entrevista con el Daily Mail antes de que el equipo rojiblanco y el conjunto londinense se midan en uno de los duelos más igualados de los octavos de final de la Champions

El hábil jugador zurdo, reconoce que sigue en contacto con Simeone, aunque ahora lo hace de una forma más liberada que cuando era futbolista de primer nivel: "Ahora recibo mensajes y se los mando como amigo, pero antes cada vez que recibía uno era estresante. Simeone me dijo: 'Regresa, vamos a volver a ganar y necesito un lateral como tú'. Volví, jugué bien y él me dijo: 'Mira, tú sólo juegas bien para mí'. Sacó lo mejor de mí. Conocía cada centímetro de mi cerebro".

El 'Cholo' Simeone, en la banda del Ciudad de Valencia Reuters

A pesar de ese éxito alcanzado, Filipe Luis asegura que trabajar con Simeone no es tarea sencilla debido a su gran exigencia: "No es fácil jugar para Simeone. No tiene corazón. Nunca se dice a sí mismo: 'Oh, qué pena, pobre jugador, tengo que hacer esto o aquello'. No. Él decidirá lo que tiene que decidir únicamente para ganar. Y no pierde el tiempo nunca. Jamás hará una sesión de 'ah, divirtámonos hoy'. Yo era un lateral falto de confianza en diciembre cuando él llegó y el mejor lateral izquierdo del mundo en enero. Es la única persona que me ha sacado eso".

El Chelsea y Mourinho

Si de algo sabe el brasileño es de entrenadores de carácter, ya que tras tocar el cielo con Simeone se pasó al Chelsea de Mourinho: "Cuando estuve en el banquillo en el primer partido llamé a su puerta y pregunté: '¿Por qué me trajiste aquí? ¿Por qué no me dejaste en el Atlético?'. Me dijo que no se sentía tan seguro defensivamente conmigo como con Azpilicueta. Me dijo que tenía que ganarme el puesto. No podía esperar que por nombre fuera a ser la primera opción".

Ese tipo de cosas le hicieron ver que con el técnico portugués trabajar era innegociable. Sin embargo, el amor también se rompió con 'The Special One' con motivo de una importante suplencia para él. Fue en la final de la Copa de la liga inglesa: "En ese momento me sentí traicionado. No quería trabajar para Mourinho un año más. Pero no fue culpa suya. ¡Ganamos la final y tengo la medalla en casa!".

En esta intensa charla con Daily Mail, Filipe repasa algunos de los mejores jugadores que ha visto y con los que ha jugado en toda su carrera, como por ejemplo Mohamed Salah: "En los entrenamientos Mohamed Salah era como Messi. Es una pena no haber jugado más con él".

Hazard, el mejor

Sin embargo, guarda un gran recuerdo de dos, de su compañero en el Chelsea Hazard y de su compatriota en la selección Neymar: "Eden, junto con Neymar, es el mejor jugador con es que he jugado, junto a Messi. Él no entrenaba bien, cinco minutos antes del partido jugaba al Mario Kart en el vestuario. Calentaba sin atarse los cordones de las botas. Pero nadie podía quitarle el balón. Regateaba a tres o cuatro y ganaba el partido. Hazard tiene mucho talento. Quizás le falte un poco de ambición para decir: 'Voy a ser el mejor jugador del mundo'. Porque podría serlo".

Filipe Luis y Neymar con la selección de Brasil EFE

Además, guarda con especial cariño sus polémicos duelos con Messi a quien marcó con dureza en varias ocasiones hasta el punto de tener que abandonar los partidos antes de tiempo: "Un día me gustaría preguntarle a Messi cómo se sintió al jugar contra mí. Él improvisa. No tiene en mente el regate antes de que le llegue el balón".

"Observa el movimiento del defensa y, dependiendo de la posición de tu cuerpo, va de una forma u otra. Hubo partidos en los que fui demasiado lejos y me expulsaron. Pero él nunca me atacó; nunca dijo nada. Creo que le gustó, creo que le gustó ese tipo de desafío. Mis mejores partidos siempre fueron contra Messi, seguro".

Por último, Filipe ha reconocido también cuáles han sido dos de los momentos más duros de su vida. Uno deportivo, la derrota en la final de la Champions de 2016 con el Atlético de Madrid en Milán y ante el eterno rival: "Fue la mejor temporada de mi carrera, pero perdimos en penaltis. Lloré mucho". El otro momento, el calvario padecido junto a su hermano por su adicción a las apuestas: "Mi hermano tenía un problema con los sitios de apuestas. Es adicto y perdió mucho dinero".

[Más información: Filipe Luis y su duro ataque al 'Cholo' Simeone: "No es bueno en el trato con los jugadores"]