El deporte en España se situó desde un primer momento como una de las armas para luchar contra la Covid-19. Desde instituciones como el Consejo Superior de Deportes se determinó que la actividad deportiva se convertiría en "clave en la reconstrucción" del país tras la crisis generada por la pandemia. Y, meses después, se fomentó el uso de la app Radar Covid por medio de este sector. "Los deportistas pueden ser poderosos altavoces para llegar a muchos", indicó por aquel entonces la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas.

Noticias relacionadas

Ya en la tercera ola, y con una situación muy diferente en toda España, el deporte en general y el fútbol en particular vuelven a tener un papel protagonista. Si en los momentos más duros se produjeron colaboraciones como la del Real Madrid -que permitió almacenar material sanitario en el Santiago Bernabéu-, en esta fase de vacunación que sigue avanzando se repetirá el proceso de trabajo conjunto.

Los grandes campos españoles, acostumbrados a albergar noches de gloria con el fútbol de protagonista, pasarán a ser el escenario de un duro trabajo durante el día. Las vacunaciones masivas empiezan a cobrar cada vez más peso e instalaciones como las que cuentan los clubes de fútbol en España son perfectas para abordar este tipo de planes sanitarios. Varias Comunidades Autónomas ya han movido ficha y en las próximas semanas se podrán concretar más acuerdos de este tipo.

Vacunación en las inmediaciones del Nuevo Colombino EFE

El estadio que ha comenzado a funcionar primero ha sido el del Nuevo Colombino. El campo del Recreativo de Huelva, uno de los más famosos de todo el país, ha transformado su aparcamiento en una larga fila para vacunarse. Gracias al acuerdo del Ayuntamiento con la Junta, en los últimos días se ha citado a más de 1.200 personas pertenecientes al tercer grupo de vacunación. Con un método rápido y eficiente, las filas de coches en las instalaciones del 'Recre' han servicio para poder inyectar la vacuna contra la Covid-19 a un ritmo cercano de dos coches por minuto. Así, se suman al resto de personas pertenecientes al grupo cinco que ya pasaron por el mismo estadio hace una semana.

La variedad de Andalucía

El gran número de estadios con los que cuenta la Comunidad ha hecho que la Junta esté estudiando las instalaciones de equipos como el Granada, Sevilla o Real Betis para comprobar que en sus respectivos estadios se puede llevar a cabo la vacunación masiva. El conjunto hispalense, sin ir más lejos, emitió un comunicado ofreciendo su recinto como hicieron el pasado mes de octubre. 

"Desde el SAS se ha declarado que si se desplazaran al estadio cien enfermeros se podría llegar a vacunar a unas 26.000 personas en un solo día, cifrando en 260 el máximo de vacunas que podría poner un sanitario a lo largo de su jornada laboral", desvelaron en la entidad sevillista. De la misma manera, sus vecinos béticos y el estadio de Los Cármenes del Granada han ofrecido su colaboración.

No hay nada confirmado aún, pero se espera que en los próximos días ya sea una realidad. De hecho, Regina Serrano, delegada territorial en Sevilla de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía, acudió a los campos del Sánchez Pizjuán, Benito Villamarín y La Cartuja "para utilizarlos como espacios de vacunación". El objetivo de contar con todas estas instalaciones no es otro que llegar a verano con un 70% de personas vacunadas en la región.

Otros como El Sardinero, del Racing de Santander, también han tenido un papel sanitario permitiendo realizar miles de PCR -hasta 3.000- ante el aumento de casos por coronavirus en la ciudad.

El Camp Nou, antes del FC Barcelona - Cádiz de La Liga

Madrid y Barcelona

Las dos principales ciudades del país no serán menos. La Comunidad de Madrid ya avanzó hace unos días que contaría con centros deportivos para cumplir con su plan de vacunación. La presidenta Díaz Ayuso, sin ir más lejos, indicó que su "estrategia de vacunación masiva contempla usar grandes recintos como el WiZink Center o Vistalegre". Un dispositivo que echará a rodar "tan pronto lleguen dosis suficientes".

Pero estos dos recintos, más acostumbrados a acoger conciertos o partidos de baloncesto, no serán los únicos. El Wanda Metropolitano, estadio del Atlético de Madrid, tendrá un papel fundamental. A partir del 25 de febrero se prevé que miembros de la Policía, bomberos y demás cuerpos de seguridad pasen por el recinto rojiblanco para ser vacunados.

En lo que respecta a Barcelona, falta confirmación oficial, pero no se espera ninguna negativa. El Camp Nou pasará a ser centro de vacunación masiva y, una vez que llegue la nueva Junta Directiva, la decisión pasará a ser definitiva. Según adelantó Esport3, desde la Generalitat ya han comenzado los contactos para tener todo el operativo listo una vez se produzcan las elecciones presidenciales del club.

El Camp Nou cumple con requisitos como tener espacio al aire libre y una buena organización. El próximo 7 de marzo, cuando se celebren los comicios, comenzará la cuenta atrás para ver el estadio azulgrana repleto de servicios médicos y vacunando al mismo ritmo que en el resto de instalaciones.

Así, los estadios españoles seguirán la misma colaboración que en otros países como Estados Unidos. Allí, recintos muy populares como el de los Yankees, se reconvirtieron en centros de macrovacunación a principios de febrero.

[Más información - Un 'drive-in' en un campo de fútbol: así vacuna Israel contra la Covid sin bajarse del coche]