Jose Mourinho no atraviesa por su mejor momento en el Tottenham después de un inicio de temporada que fue realmente espectacular. Los Spurs se posicionaron como el principal candidato a ganar la Premier League y se adueñaron del liderato de la tabla ante el bajón de equipos como Manchester City, Liverpool o Chelsea

Noticias relacionadas

Sin embargo, ese cuento de hadas parece haberse enturbiado un poco y los últimos resultados, bastante irregulares, han provocado una pequeña caída en el equipo que también ha dejado tensiones en el vestuario. Estos problemas, que aún pueden considerarse menores, siempre pueden ser el germen de algo mayor que termina rompiendo la unidad de la plantilla. 

El equipo de Mourinho solo ha ganado en dos de sus últimos cinco partidos y es sexto en la clasificación, aunque con un partido menos respecto a equipos como el Manchester United, el Leicester, el Liverpool o el West Ham, aunque no con el Manchester City que ya es líder de la Premier League con ocho puntos de ventaja respecto a los Spurs. 

Mourinho y su cuerpo técnico EFE

La última derrota ante un rival directo como el Liverpool ha hecho mucho daño en el seno de la plantilla londinense y ha provocado el primer gran problema de vestuario en lo que va de temporada. Roberto Firmino adelantó al equipo de Klopp justo antes del descanso y esto provocó el encontronazo de varios jugadores sobre el terreno de juego. Además, el entrenador portugués tomó la decisión de quitar del campo a Serge Aurier, el cual no se tomó muy bien la sustitución. 

Según ha informado el medio Daily Mail, el jugador costamarfileño se tomó tan mal esta decisión de Jose Mourinho que no solo abandonó inmediatamente el vestuario, sino que decidió incluso abandonar el estadio completamente enfurecido y fuera de sí. Tras el encuentro, el luso no estaba contento con la derrota, pero no quiso dar mucha importancia, al menos públicamente, al gesto de su jugador. 

"Es difícil aceptar la naturaleza del gol porque fue una réplica de la oportunidad que tuvieron en el primer minuto. Así que, por supuesto, la gente no estaba contenta". Así explicaba Mourinho la sensación de haber encajado ese gol de Firmino en un momento tan complicado y crítico del partido. 

Aurier defiende una acción ante Sadio Mane Reuteurs

La lesión de Kane

Sin embargo, este encontronazo con Aurier no es el único ni el más importante de sus problemas, y es que Mourinho podría haber perdido a Harry Kane por un largo periodo de tiempo. El técnico luso analizó la situación del delantero inglés después de haber tenido que ser sustituido, también en el descanso, con problemas en sus tobillos fruto de las duras entradas recibidas por los defensas del equipo de Klopp. 

"La segunda lesión fue peor que la primera. Podía resistir una, pero no las dos. Para que Harry se fuera de un partido en el que íbamos perdiendo tenía que ser algo más que una molestia". Así de contrariado se mostraba Mourinho tras el duelo cuando fue preguntado por la posible lesión de su delantero. 

Harry Kane ha sufrido de una manera importante a lo largo de su carrera con los tobillos y ya en la temporada 2018/2019 tuvo que superar una importante lesión en los ligamentos de su articulación. Sin duda, este sí es un problema de gran importancia para el entrenador del Tottenham. 

[Más información: La Premier y el racismo: insultan a un jugador del Manchester United con 'emojis' de un mono]