Antoine Griezmann tiene demasiados problemas en el Barça. El futbolista francés va camino de cumplir un año y medio en el club, pero todavía no ha conseguido brillar a la altura que lo hacía en el Atlético de Madrid. Tiene problemas dentro del campo, con la demarcación en la que juega, pero también fuera de él, ya que no ha conseguido integrarse con el núcleo duro del vestuario y, además, no traga a Leo Messi

Noticias relacionadas

La relación entre ambos es meramente profesional. No son ni mucho menos amigos, pero tampoco tienen una especial sintonía. Messi perdió a su gran aliado con la salida de Luis Suárez y no parece que Griezmann vaya a poder cubrir ese hueco, al menos de momento y si su relación no mejora. 

Además, la sociedad que forman Griezmann y Messi es verdaderamente inoperante. Nadie les obliga a ser amigos siempre y cuando funcionen y conecten en el campo, algo que tampoco sucede. Cristiano Ronaldo afirmaba hace unos años sobre su relación con la 'BBC' que no les hacía falta irse a cenar juntos y estar dándose abrazos y besos, que su función era entenderse en el campo y ahí, eran los mejores. Todo en comparación con la 'MSN' del Barça, que sí gozaban de una tremenda amistad. 

Bale, Benzema y Cristiano celebran un gol. JuanJo Martin EFE

Sin embargo, la relación entre Griezmann y Messi para nada se parece a la de esas dos míticas delanteras. Ni dentro ni fuera del campo, el francés y el argentino no se entienden y no conectan, y el Barça lo sufre. Además, el galo tiene que resignarse a actuar en puestos que no son el suyo, como jugar escorado a una banda o actuar de referencia arriba ante la ausencia de un '9'. 

Por si estos fuera poco, a Griezmann no le ayudan desde fuera. El último escándalo han sido las declaraciones de su tío Emmanuel Lopes en un documental sobre el jugador francés donde afirmaba que era muy difícil llevarse bien con Messi y que tenía mucho poder, incluso para hacer que los entrenamientos estuviesen diseñados para él. 

El programa deportivo El Chiringuito habló con el tío de Griezmann para preguntarle qué le había parecido la repercusión que habían tenido sus palabras y sobre si eso podía perjudicarle a Antoine, además de conocer qué poder habían tenido ellos sobre el resultado final del documental emitido. Elegidas o no las imágenes, sus palabras estaban dichas. 

Emmanuel Lopes ha intentado suavizar su postura, aunque no le ha salido bien la jugada: "Creo que Messi estará enfadado con Griezmann por mis palabras". Lopes intentaba escudarse en un fallo en el documental: "Yo no he visto el montaje final. Si se hubiera emitido bien y como estaba previsto, las formas de mi comentario hubieran sido completamente diferentes". 

Abrazo de Messi y Griezmann para celebrar el gol del Barcelona en la Champions League Reuters

El tío de Griezmann intentó zanjar la polémica sobre los famosos entrenamientos: "Yo hablé sobre lo que dijo Griezmann de que los entrenamientos eran más fáciles en el Barcelona que con el Cholo Simeone y que trabajan muy poco". Además de enfadar a Messi, ataca también a Valverde, Setién y Koeman

Emmanuel aseguró que sus palabras sobre Messi y las cosas difíciles que tenía la figura del argentino no se refería solo a él, sino a los veteranos, ya que para Griezmann "era difícil entrar en un vestuario donde había jugadores con más de 13 en el club y todos los entrenadores dan más confianza a los antiguos jugadores". 

Además, aseguró que ni él ni Griezmann habían visto el documental y que no sabía si Alain, padre del francés, y Maud, su hermana, habían tenido oportunidad de verlo. Emmanuel afirmó también que Griezmann nunca le había hablado mal de Messi y que para lo consideraba el mejor jugador del mundo, aunque suena algo contradictorio teniendo en cuenta sus comentarios existentes en el documental. 

Griezmann abandona el césped sustituido Reuters

La relación con Messi

Emmanuel cree que Griezmann hablará con Messi sobre todo el revuelo formado y quiso aclarar que la relación entre ambos es buena, que ha ido un par de veces a comer a casa del argentino, pero que "podría ser mejor". Además, se atrevió a poner una fecha de salida para el francés en el Barça. 

"Él me ha dicho antes del último partido que quiere salir del Barça cuando haya ganado la Champions League o LaLiga". Sin duda, unas palabras que ponen fecha de caducidad a la estancia de Griezmann en el entidad blaugrana y que pueden no haber hecho ninguna gracia al francés. 

[Más información: El exagente de Griezmann: "Messi es el régimen del terror; o estas con él o contra él"]