El FC Barcelona no levanta cabeza. Su situación económica e institucional son un verdadero descalabro y están llevando a la ruina al club. Sin embargo, a algunos en Can Barça parece no importarles y la realidad es que el momento que atreviesa la entidad es realmente complicado, por eso no se entienden algunas informaciones que surgen en torno a a política de fichajes para el próximo mes de enero. 

Noticias relacionadas

Es público y notorio que el deseo del Barça, o más bien la necesidad deportiva de Koeman, pasa por cerrar de una vez por todas la llegada de Memphis Depay. El jugador holandés fue una petición expresa en el mercado de fichajes de verano, pero el club no pudo hacer frente a su llegada y el delantero del Olympique Lyon tuvo que quedarse en Francia con las ganas de vestir de culé. 

No obstante, el Barça tiene la intención de volver a la carga por el jugador, que ya tiene decidido que quiere salir y en su club saben que será muy difícil retenerle conociendo sus deseos y sus pretensiones. Además, Depay termina contrato este año y este mes de enero sería la única vía para sacar algo de dinero por su salida. Por ello, el FC Barcelona acecha. 

Memphis Depay, durante un partido del Olympique de Lyon. Foto: Twitter (@OL)

Depay, de rebajas

Y lo hace de una forma notoria tal y como informa Mundo Deportivo, ya que el precio del jugador holandés podría caer hasta los 5 o 6 millones para el próximo mercado invernal, una cantidad inferior de la que se iba a pagar hace unos meses y a la que quizás podrían llegar en Can Barça si concretan alguna salida. Sin embargo, Koeman y la dirección deportiva deberían decidir si el fichaje sería Depay o Eric García, ya que los problemas en la zaga también son importantes. 

De cualquier forma, el Barça tiene pensado moverse en enero, aunque todavía no se sabe si lo hará la Comisión Gestora que preside Carles Tusquets o si lo hará el nuevo presidente que salga elegido el 24 de enero y que contará con muy pocos días para cerrar algún jugador que sea útil y barato. Además, para realizar estos fichajes será necesario que haya salidas de nombres como Junior Firpo, Aleñá o incluso Braithwaite

Conflictos internos

Sin embargo, los problemas para el Barça no se reducen a su poco poder financiero para acometer fichajes o la necesidad de cerrar ventas, sino que existen graven conflictos con la plantilla y el club en materia económica y que tendrán mucha importancia a la hora de salir al mercado a buscar fichajes. 

El primero de esos problema está en la reducción salarial que se pretende hacer a la plantilla y que estos no han aceptado aún. Las negociaciones, que fueron iniciadas por Josep María Bartomeu hace unas semanas, no han dado pasos todavía hacia un final positivo, por lo que se espera que el conflicto se alargue todavía más en el tiempo. Las informaciones más derrotistas hablaban incluso de una petición de reducción de hasta el 30%. Además, está la duda también de si esta reducción se podría recuperar en un futuro si la situación del club mejora o si se trata de una reducción básica a fondo perdido. 

Los jugadores del FC Barcelona posando antes de un partido de La Liga LaLiga

Otro hecho que podría acarrear graves problemas a la entidad azulgrana es la difícil situación que atraviesan muchos de sus trabajadores, los cuales se encuentran en amenaza de ERTE debido a los problemas del club para hacer frente a sus salarios. Este tema podría ser realmente importante porque ya existen amenazas respecto a la gestión que se haga en el próximo mes de enero. 

Los trabajadores no consentirán que se hagan fichajes para la primera plantilla mientras ellos están en ERTE, y el Comité de Empresa ya le ha comunicado a la Comisión Gestora que si esto se produce, no dudarán en demandar al club e ir hasta el final sean cuales sean las consecuencias. Por lo tanto, el fichaje de Depay podría estar más complicado que nunca por importantes motivos. 

[Más información: Memphis Depay: "¿A quién no le gustaría ir al Barcelona? Es un club top"]