Ansu Fati ha sido la noticia más negativa del fin de semana. Su lesión ha trastocado los planes del FC Barcelona, pero también los de la selección. El joven jugador se rompió el menisco interno de su rodilla izquierda durante el encuentro de este sábado frente al Real Betis a las puertas de un parón internacional que le iba a consolidar con la camiseta de España, porque con la azulgrana nadie discute que es uno de los mejores delanteros de la plantilla.

Noticias relacionadas

El extremo ya sabe el alcance de su lesión y ahora desde el club le plantean varias opciones. Unas son más cortoplacistas, pero peligrosas para su futuro, y otras le tendrían más tiempo fuera de los terrenos de juego, pero le permitirán tener una recuperación sin prisas y que le permita volver sin intervenciones tan complicadas. Los médicos coinciden en apostar por las alternativas que se incluyen en la segunda de las corrientes de pensamiento.

Es evidente que el Barça va a perder a Ansu para un duelo trascendental como es el que afrontarán contra el Atlético de Madrid a la vuelta del parón de selecciones. Pero todo apunta a que también se perderá todo el mes de novimebre en el que se decidirá la fase de grupos de la Champions League. En ese sentido los azulgranas han hecho el trabajo con el nueve de nueve que han firmado; más diferente es la situación en Liga donde la victoria de este fin de semana salvó los muebles.

Ansu Fati y Emerson, durante el FC Barcelona - Real Betis de La Liga REUTERS

En cualquier caso, se estima que el canterano culé no volverá a jugar hasta 2021. Depende del tipo de intervención a la que se sometá que regrese antes o después. El margen de tiempo sobre el que se trabaja se ha limitado entre los tres y los cinco meses. Si finalmente ese menisco se puede suturar, hablaríamos de unos plazos que se acercarán más a la segunda fecha, mientras que si se optase por quitarlo, podría vovler antes de los cuatro meses.

Suplir a Ansu

Koeman ya solo piensa en cómo reemplazar a Ansu Fati sobre el campo después de su lesión. Aunque aún tiene un parón de selecciones por medio que puede incrementar los problemas o servir como solución a sus dudas, el neerlandés trabaja con las alternativas que tiene disponibles. Coutinho, Pedri, Dembélé, Trincao e, incluso, el canterano Konrad de la Fuente entrar en la terna.

Leo Messi y Antoine Griezmann parece que no tendrán discusión en el once titular que presente Koeman contra el Atleti, salvo lesión. El argentino, que descansó y partió desde el banquillo ante el Betis, será clave en un partido en el que los rojiblancos llegan en un estado de forma muy bueno. Ahora falta por descifrar quiénes serán los otros dos jugadores.

Si hablamos de oportunidades, Coutinho y Pedri son los que parten con más papeletas. Dembélé ha mojado en dos partidos trascendentales como los de la Juventus y este frente al Betis, por lo que no son pocos los boletos que tiene el francés. Trincao parece que ha quedado relegado a un papel más suplente después de estos siete partidos consecutivos que ha disputado el conjunto azulgrana, por lo que todo hace indicar que no estará en esa lucha. Menos opciones tiene aún Konrad.

[Más información: Ansu Fati se rompe el menisco interno de la rodilla y deja tocado al Barça]