El FC Barcelona pinchó esta última jornada y sumó un nuevo empate en Mendizorroza frente al Deportivo Alavés. Los azulgranas se quejaron amargamente de un penalti que no señaló Alejandro Hernández Hernández después de que empujaran a Frenkie de Jong en el área de los locales. Gerard Piqué entró en cólera en el momento gritándo "¡Lo ha empujado! ¡Lo ha empujado!", tal y cómo mostraron las cámaras de Gol Televisión este lunes durante el programa El Golazo de Gol.

Noticias relacionadas

Pero la cosa no quedó ahí. Piqué, después de pasar por los vestuarios durante el descanso, se encontró en el túnel con el colegiado del partido y mantuvo una confrontación con él. El central se dirigió a Hernández Hernández dejándole caer que, de forma voluntaria, no había señalado el penalti. "Si no queréis... Si no queréis", gritó en el túnel de acceso al campo el jugador culé cuando pasaba junto al árbitro del choque.

Hernández Hernández no se quedó parado y le dijo: "¿Por qué gritas? Siempre acabas gritando... Me parece esto un show, no una conversación, me parece un show y a mi los show no me gustan". A esto, Piqué tampoco se achicó y le dijo: "Cuando hablas de interpretación, interpretas siempre lo que quieres". El central buscó de forma deliberada al colegiado para tratar de amedrentarlo, a lo que el árbitro contestó señalando su actitud.

Cierto es que, poco después, el mismo Hernández Hernández expulsó a un jugador del Alavés. Después sucedería esa imagen que ha recorrido el mundo con Leo Messi golpeando el balón justo cuando pasaba el árbitro, una acción que simplemente le costó la cartulina amarilla. El conjunto culé acabó desesperado con la actuación del colegiado del Comité Canario y lo demostró tanto dentro del terreno de juego como fuera del campo.

Persecución

Desde El Clásico, el club culé está denunciando una persecución arbitral focalizando el problema en que el VAR les perjudica. Ronald Koeman se fue contra el colegiado del partido frente al Real Madrid para denunciar que no entendía cómo estaban aplicando el criterio con ellos en los diferentes partidos. Después esgrimió unas declaraciones que el Comité de Competición estudia para sanción y que le podría hacer perderse cuatro partidos.

"Llevamos cinco jornadas y el VAR solo ha entrado en contra del Barça. Nunca ha entrado: ni en la jugada de penalti de Messi contra el Sevilla, ni en las dos falta que para mí son rojas contra el Getafe... Y esta ha sido mi pregunta al árbitro. ¿Por qué solo hay VAR en nuestra contra?", expuso en la rueda de prensa posterior al partido que se jugó en el Camp Nou.

Un miembro de la antigua Junta Directiva y que aspira a ser presidente del club, Xavi Vilajoana, también se quedó a gusto en su cuenta de Twitter remarcando la injusta decisión, en su opinión, sobre la misma jugada descrita anteriormente. Calificó el partido como "un puto escándalo" y mandó a "cagar" al árbitro por sus decisiones. Posteriormente borró el tuit.

[Más información: La Gestora del Barça marca su primer fichaje en el mercado de invierno]