El FC Barcelona afronta un futuro incierto desde que Josep María Bartomeu dimitió junto a su Junta Directiva. Los culés han quedado en manos de una Gestora que lidera Carles Tusquets y que tiene como objetivo principal convocar elecciones en un plazo de tres meses. Mientras se dirime cómo será ese procedimiento, la vida sigue y el club afronta una situación difícil tras los resultados obtenidos en Liga. Es por lo que el club se plantea acudir al mercado de fichajes.

Noticias relacionadas

Uno de los nombres de este verano fue el central del Manchester City, Eric García. El defensa parecía dispuesto a salir del conjunto inglés, pero las dos entidades no se pusieron de acuerdo con el precio del jugador español y finalmente no fructificó la operación. El canterano culé había puesto todo de su parte para abandonar el Reino Unido, pero el Barcelona no cumplió con su parte y provocó que el zaguero aún siga perteneciendo a la entidad británica.

Según informa el diario SPORT este lunes, la gestora habría aprobado hacer un movimiento por García. El club ofrecería 8 millones de euros para recuperar al jugador que creció en la cantera azulgrana. De hecho, se mantendría el acuerdo al que se llegó con el entorno del jugador en verano para firmar un nuevo contrato. Si finalmente el conjunto 'Citizen' no acepta esta oferta, el central se irá gratis a final de temporada y, ahí sí, llegaría a Can Barça.

Eric García, frente a Sebastien Haller, durante un West Ham United - Manchester City REUTERS

Pep Guardiola, anticipándose a esta salida, incorporó este pasado verano a Nathan Aké y a Rubén Días. Aún así, Eric García está disputando bastantes minutos durante lo que va de temporada. El central español sigue contanto en los planes del técnico de Santpedor y todo apunta a que así seguirá siendo hasta que acabe contrato. Esa cifra no parece suficiente para convencer al club inglés, aunque el Barça está obcecado en hacer este movimiento final para hacerse con él esta misma temporada.

Y rebaja salarial...

Mientras tanto, el club sigue afrontando una situación económica crítica. La gestora tendrá que negociar con los jugadores una nueva rebaja salarial para mejorar las cifras que han hecho sonar las alarmas del Camp Nou. Mientras, la plantilla no va a poner nada de su parte ya que cree que es suficiente con el dinero que se recortaron durante la pandemia. Aún así, la división que existe dentro de puertas para dentro tras las últimas renovaciones, la entidad no pierde la esperanza.

No tiene un papel fácil Tusquets, pero tampoco lo tendrá el presidente que gane las elecciones en los próximos meses. Las cuentas están muy apretadas para evitar un concurso de acreedores o una conversión en Sociedad Anónima. Mientras, se sigue hablando de fichajes en el entorno culé, cuando la situación es crítica. La situación ideal con Eric García es que el próximo verano llegue de forma gratuita. Ningún candidato se opondrá a que un jugador de su calidad y de la casa regrese.

[Más información: El Barça y su crisis económica post Bartomeu: un desastre que hipoteca el futuro culé]