Portugal tuvo la opción de abrir el marcador en el duelo ante España. Si bien se trataba de un partido amistoso, ambas selecciones se conocen bien y lucharon por el triunfo. Durante la segunda parte, mucho más activa en ataque, Renato Sanches tuvo en sus botas el primer gol. Sin embargo, su tiro, potente en cuanto a fuerza, se quedó a unos centímetros de traspasar toda la línea de gol.

Noticias relacionadas

El jugador del Lille fue protagonista por un disparo que apunto estuvo de convertirse en un gol fantasma. Minutos antes de llegar al 70 de partido, Portugal armó un buen contraataque comandado por Cristiano Ronaldo. El exdelantero del Real Madrid tiró de velocidad y experiencia y amenazó con encarar el área. Pese a ello, el jugador de la Juve puso un pase excelente para su compatriota Sanches. 

Una asistencia con el exterior del pie que no pudo cortar la defensa española y que estuvo muy cerca de transformarse en el esperado pase de gol. Renato fusiló la portería de Kepa y el guardameta de Luis Enrique poco pudo hacer más que mirar. Por suerte, dada la fuerza del disparo, el balón chocó en el travesaño, botó justo en la línea de gol y el esférico acabó siendo despejado.

Los jugadores de Portugal y España pelean un balón EFE

El colegiado, inmediatamente, determinó que el balón no había traspasado por completo la línea de la portería de Kepa. Si bien se vivieron algunos segundos de incertidumbre, las imágenes dejaron claro que la jugada de Renato Sanches simplemente había sido una ocasión de gol más.

Su acción, pese a todo, fue una de las más vistosas de todo el partido y una alegría para la afición presente. Y es que, casualidad o no, en el primer encuentro donde los hinchas tenían permiso para acudir de forma limitada al José Alvalade, las ocasiones tanto de Portugal como de España brillaron por su ausencia.

España y Portugal, al Mundial

El encuentro estuvo precedido por un acuerdo firmado por ambas federaciones. Unos segundos antes de que diera comienzo el partido, los organismos oficiales de cada selección hicieron público que iban a presentar una candidatura conjunta para albergar el Mundial 2030.

España y Portugal, por lo tanto, confirmaban un acuerdo de colaboración histórico y que, según lo anunciado, va más allá de una simple dupla para ser la sede de la cita mundialista. Según lo explicado por la Real Federación Española de Fútbol, el objetivo es aumentar el trabajo común para impulsar el fútbol en ambos países. "El futbol, el deporte, es una herramienta magnífica de inyectar fuerza y voluntad de superación en estos momentos de gran dificultad", explicó Luis Rubiales.

[Más información - El Real Madrid sigue dominando la lista de aspirantes al Golden Boy 2020]